15 jul. 2018

Nueva configuración desde la vulnerabilidad

Capacidad de reconfiguración
El jueves pasado celebramos la última sesión del grupo antes del verano. Es importante hacer un cierre para dejarse sentir todo lo que ha supuesto este tiempo. Si no hubiera cierre, tampoco habría habría posibilidad de interiorización ni de reinicio en base a lo aprendido.

La última actividad fue un ritual de reconocimiento de tres valores fundamentales: serenidad, valor y discernimiento. Cada persona, para cada valor, liberaba el aire contenido en un globo atado en un cordel que nos rodeaba a todas. Este aire dejaba de estar contenido en el grupo para estar disponible para todo el mundo en cualquier sitio.

El resultado fue la foto que veis, que se asemeja a una red neuronal, una nueva previsión de posibilidades. Hasta el último momento disponemos de la capacidad de crear familia. La cuestión no es ceñirse a unas determinadas expectativas, sino sentirnos validadas para romper las cadenas que nos obligan a cumplir un determinado papel.

Permitirnos un formato inclusivo, honesto, generoso, solo es posible desde el agenciamiento de la vulnerabilidad. La vulnerabilidad no es debilidad ni fortaleza, sino debilidad y fortaleza, y por lo tanto, la superación del estado en que es o uno o lo otro.

Sergi Ferré Balagué 15/07/2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario