3 oct. 2018

Participar en el Grupo de Agenciamiento Afectivo 2018 - 2019 (7ª Convocatoria)


¿Sufres emocionalmente debido a tu alta sensibilidad?
¿Te enganchas fácilmente a relaciones que te desestabilizan?
¿Deseas vivir tus relaciones afectivas desde la libertad, el respeto mutuo y la integridad personal?

Desde la asociación GAEDE te proponemos participar en la 7ª Convocatoria de nuestro Grupo de Agenciamiento Afectivo, abierto a todas las personas que deseen mejorar la calidad de sus relaciones y especialmente dedicado a Personas Altamente Sensibles y/o que manifiesten síntomas de Dependencia Emocional u otros Trastornos de la Afectividad (Relaciones Narcisistas, TLP, Codependencia, Adicciones Emocionales, etc.)

Objetivos:

  1. Agenciarse (volverse agente de cambio) en la propia vida psicoafectiva.
  2. Desarrollar el amor desde el amor (identificando e interviniendo bloqueos y estrategias compensatorias).
  3. Identificar y atender patrones disfuncionales en su configuración afectiva primaria.
  4. Cuidar del cuerpo emocional estableciendo límites funcionales y espacios seguros de contención.
  5. Integrarse en el ámbito socioafectivo de manera adecuada a la propia sensibilidad. 


Metodología:

  1. Tratamiento en grupo de duración limitada para síndromes basados en la vergüenza.
  2. Educación psicoafectiva ecléctica basada en el desarrollo de pensamiento psicológico profundo.
  3. Experimentación en grupo de un entorno de sujeción segura donde expresar las emociones al mismo tiempo que profundizar en su significado.
  4. Restauración del puente interpersonal a través de la disciplina y la integración de la identidad generada en grupo.
  5. Tratamiento de la reactividad a corto plazo (desconfianza, miedo, rechazo, ...) 


Técnicas:

  1. Apoyo mutuo.
  2. Aprendizaje dialógico.
  3. Focusing (reconexión emocional).
  4. Arteterapia.
  5. Teatro terapéutico. 

Presentación del Grupo de Agenciamiento Afectivo (7ª convocatoria)

Lugar: Taller 14, del Ateneu L'Harmonia – C/ de Sant Adrià, 20. Barcelona.    
Día y hora: Viernes de 17:00 a 20:00 (*)

Funcionamiento: Consulta este enlace
A cargo de: Sergi Ferré Balagué

*) Se requiere solicitar una sesión informativa previa escribiendo a gaede@gaede.cat




Sigue leyendo nuestro libro "La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo"

Otros artículos relacionados:
Solo por Hoy
La voz de la enfermedad 
¿Debo empezar una terapia?
Papá

2 oct. 2018

Presentación en Barcelona del libro: La Revolución Afectiva

CÍRCULO ROJO. — Associació GAEDE (Barcelona). Todas somos capaces de amar, no por ello todas amamos amorosamente. Algunas aprendimos a amar desde el drama, desde las expectativas, para no estar solas, intentando compensar las heridas y carencias del pasado.

La Revolución Afectiva propone una cultura del amor integradora, desde la vulnerabilidad que nos hace únicas. Una obra llena de herramientas desarrolladas en talleres analizando casos de relaciones narcisistas, dependencia emocional, actitudes compulsivas, con atención especial a personas altamente sensibles.

Sergi Ferré, codependiente en recuperación y terapeuta especialista en GAEDE, ha encontrado en la práctica del agenciamiento afectivo el modo de vivir en vez de sobrevivir, manteniéndose en paz y conectado con la realidad. Ahora con La revolución afectiva, del sello editorial Círculo Rojo, da un paso más compartiendo este aprendizaje desde la base en forma de libro. En él se cuestionan reflexivamente las estructuras de poder interiorizadas que enjuician, tasan y evalúan la propia identidad, sometiéndola a ideales que llevan a atrincherarse en una falsa sensación de control.

Esta obra es el resultado de un trabajo incesante por intentar entender qué nos pasa, lidiando con los miedos y expectativas. Este libro contiene fragmentos de novela gráfica, en los que se narran las doloras situaciones vividas y que ahora se transforman en firme apuesta por la libertad. “Quiero ser libre”, es un fiel resumen de estas 164 páginas.

 En palabras del autor, “La revolución afectiva va a sorprender porque no hablo de lo que está bien o lo que está mal, ni sobre cómo deberían ser las cosas, pues bastante culpa cargamos ya. Lo que ofrezco es un camino posible para quien quiera entender lo que de entrada nos parece incomprensible e irracional. Integrar las partes negadas y escindidas de nuestra personalidad y que desesperadamente buscamos encarnadas en las personas que idealizamos. Se trata del resultado hasta la fecha de una búsqueda de la verdad, escrito con la misma honestidad que cuando te miras en el espejo”.


Presentación del libro: La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo

Lugar: Llibrería Documenta – Carrer Pau Claris, 144. Barcelona. 
Día y hora:
Jueves, 11 de octubre de 2018, 19:00 – 20:30
A cargo de: Sergi Ferré Balagué

Entrada libre.




Otros artículos relacionados:
Solo por Hoy
La voz de la enfermedad 
¿Debo empezar una terapia?
Papá

7 sept. 2018

Papá

¿Ser mi propio padre?
Cuando somos niñas, se esperaría de nuestras cuidadoras que nos validaran en todas nuestras posibilidades para despertar de adultas la capacidad de validarnos en toda nuestra vulnerabilidad. Pero a veces eso no es posible y capacidades innatas en cada una quedan sin desarrollar, e incluso negadas e escindidas de nuestra personalidad.

Por ejemplo: Yo, Sergi, soy el que nunca va a viajar solo, porque sin duda se perderá o no se sabrá defender por sí mismo. Por lo tanto yo, Sergi, soy el que se supeditará a los sueños de las demás para compensar el no hacerme cargo de los míos.

El hecho que sintamos una resistencia enorme hacia ciertos aspectos posibles (viajar, separarnos, estar solas, fracasar, etc.), nos muestra ciertamente que en nosotras hay un deseo enorme de vivir estas experiencias.

Curiosamente, la vida nos lleva a hacer todas y cada una de las cosas que nos decíamos que seríamos incapaces de llevar a cabo. Los miedos de cada una son el destino de cada una, porque representan las partes escindidas y negadas de la personalidad. Nuestra alma psíquica siente añoranza de aquello que le pertenece, y hará todo lo posible para recuperarlo y llegar a conocerse a sí misma. La vida te lo trae.




Uno de mis sueños de pequeño era ver ballenas, pero sin un papá que me llevará de la mano, porque yo, Sergi, no sé manejarme, ese deseo había quedado olvidado y enterrado debajo de todas las excusas que me doy cada vez que no enfrento aquello que me da miedo.

Si me lo hubiera propuesto como un golpe de efecto o como una demostración a mí mismo no lo hubiera conseguido de lo asustado que estaba. Pero el trabajo de agenciamiento afectivo me ha permitido encarnar estos días a un papá comprensivo, que toma iniciativas, es honesto, asume costes, se equivoca, sabe cuando decir que sí y cuando decir que no, o al menos lo intenta. Además he descubierto que ni se me da tan mal ni resulta algo tan excepcional.

"Wild Wild Country" (M. Way, 2018)
Estuve pensando que en nuestra recuperación solemos ampararnos bajo el ala de un patrón paternal, como seria la imagen del profesional, del Poder Superior, de figuras como Osho, o la persona que hayamos escogido para que nos haga de papá, o sea, "el que me defenderá", que después acaba siendo "el que tengo que defender". Somos capaces de hacer lo que sea para sentirnos protegidas y ser parte de la fuerza y el respeto que infunde este arquetipo. No hay nada más doloroso para alguien que pensar que tiene unos progenitores débiles.

En mi práctica diaria del Solo por Hoy, estoy utilizando la formula "A cada capacidad en mí" en vez del Power greater (Poder superior) al que se invoca en el programa de Alcoholics Anonymous. La idea de Poder tiene atributos patriarcales, señala a una verticalidad, cuando por contra, el Amor, culturalmente nos puede sonar a debilidad. Mientras que al Poder Superior lo podemos encarnar en una imagen poderosa o en una actitud de importancia personal ("porque yo lo valgo"), al desarrollo de una capacidad no se la puede personificar ni nos la podemos apropiar externamente, porque no se refiere a un sujeto o una entidad, sino a un proceso en curso, a una disposición que siempre estuvo ahí y que en cada momento tenemos la posibilidad de actualizar.

Es el desarrollo del amor incondicional in situ, en cada momento, solo por hoy, de eso que siempre ha estado en mí pero escindido, negado o desatendido, lo que me ha llevado, no meramente a hacer lo que jamás pensé que haría y que no deja de ser algo anecdótico, sino a hacerlo amorosamente, asumiendo costes sin pretender buscar compensaciones, instaurando un modo de confianza en mis capacidades que permita vivir en vez de sobrevivir.

© 2018 Sergi Ferré Balagué


Sigue leyendo nuestro libro "La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo"

Artículos relacionados:
El compromiso real
Emperador vs. Emperatriz: Eternamente inocentes
¿Debo empezar una terapia?
Relaciones narcisistas 

3 sept. 2018

Presentación en Argentina de La Revolución Afectiva

Presentación en Argentina de La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo, en Brandon (Buenos Aires).

Todas somos capaces de amar, no por ello todas amamos amorosamente.

Algunas aprendimos a amar desde el drama, desde las expectativas, para no estar solas, intentando compensar las heridas y carencias del pasado.

La Revolución Afectiva propone una cultura del amor integradora, desde la vulnerabilidad que nos hace únicas.

Una obra llena de herramientas desarrolladas en talleres analizando casos de relaciones narcisistas, codependencia, adicción al amor, con atención especial a personas altamente sensibles.

L’Associació GAEDE nació dentro del colectivo LGTBIQ+ de Barcelona como un espacio de desarrollo psicoafectivo abierto a todas las personas. Actualmente ofrecemos asistencia terapéutica y actividades de sensibilización y educación emocional.

En la presentación del jueves 13 a las 20.30hs en Casa Brandon os ofrecemos un recorrido por las ideas centrales del libro a través de fragmentos de películas.

Esperamos contar con tus aportaciones.

Para adquirir el libro visita este enlace.
Entrada a la gorra/ capacidad limitada
#AmorVisibilidadRespeto

19 ago. 2018

Solo por hoy: Una herramienta de recuperación

Solo Por Hoy es una herramienta fundamental para la recuperación en adicciones de todo tipo. También en la adicción a las personas, que se manifiesta en casos de codependencia, dependencia emocional y/o relaciones narcisistas.

¿Por qué solo por hoy? La voz de la enfermedad en nuestra cabeza se caracteriza por su alta reactividad (impaciencia) y su carácter imperativo (exigencia), dicotómico (todo o nada) y absolutista (tengo toda la razón). Es imposible escuchar otra cosa si no creamos las pautas que lo hagan posible, poco a poco, paso a paso, día a día, solo por hoy, centrándonos en el aquí y ahora. Sea como sea, el cambio ha de pasar por nosotras, atendiendo la manera en que nos relacionamos con nosotras mismas. El vínculo con una misma es el modelo a través del cual establecemos los vínculos con las demás personas.

Como resistencia al uso de esta herramienta, la enfermedad suele reaccionar diciendo: "¡Qué tontería! Esto no es EXACTAMENTE lo que me pasa a mí. Yo no estoy tan mal, a mí lo único que me hace falta es no pensar y quitarme de hostias ¿Solo por hoy? ¡Qué servidumbre es esta!". Así es como la voz de la enfermedad rechaza taxativamente toda servidumbre que no sea a sí misma. Aclaro que lo que para la enfermedad es servidumbre, pues ella se mueve según sus criterios de dominación/sumisión, para el Amor Incondicional es entrega sin condiciones.



En nuestro grupo de agenciamiento afectivo trabajamos paso a paso esta guía, de manera que entendamos exactamente a qué se refiere cada pauta y las tengamos presentes como base posible de nuestra recuperación. Estar en recuperación supone establecer un compromiso real, un vínculo seguro adecuado a nuestras necesidades como adultas, con nosotras mismas, con las demás personas y con la vida.

Lo que sigue son preceptos inspirados en el Just for Today de Alcoholics Anonymous, adaptados y ampliados por GAEDE para establecer la base de un programa posible y seguro de recuperación de los síntomas de la codependencia. Apréndelos de memoria y repítetelos diariamente, dejándote sentir el espacio que se abre en ti al formular cada uno de ellos. La constancia es un factor fundamental. Si algún punto te genera resistencias insalvables, puedes dejar tu comentario abajo.


Solo Por Hoy trataré de pasar el día, sin esperar resolver el problema de toda mi vida en un momento, trabajando en mi recuperación con constancia, paciencia y decisión.


Solo Por Hoy trataré de hacerme feliz.


Solo Por Hoy me ajustaré a lo que es y tomaré la vida como venga, sin tratar de encajar la realidad en mis expectativas.


Solo Por Hoy me trataré con respeto. Respetaré mis límites y necesidades, mi tiempo y mis compromisos, así como a mi cuerpo, sin exponerlo a excesos de ningún tipo.


Solo Por Hoy seré asertiva, me haré cargo de lo que siento comunicándolo en primera persona, sin tratar de encubrirlo ni usarlo a modo de crítica o acusación.


Solo Por Hoy trataré de no compensarme por sentirme como me siento.


Solo Por Hoy trataré de no superar ni dirigir a otra persona más que a mí misma.


Solo Por Hoy me tomaré un tiempo de calma para mí misma, estaré presente.


Solo Por Hoy no tendré miedo de disfrutar de lo que es bello y me sentiré merecedora de las bondades de la vida.


Solo Por Hoy aceptaré que no soy perfecta ni puedo controlarlo todo,  pues no todo es mi responsabilidad, y aun así permanezco a salvo.

A cada capacidad en mí, pido la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo, y la sabiduría para reconocer la diferencia.


A cada capacidad en mí, ... (Opcional. Puedo tratar de abrirme a lo que, solo por hoy, requiera durante la jornada, como por ejemplo el cumplimiento de este programa).




Sigue leyendo nuestro libro "La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo"

18 ago. 2018

La voz de la enfermedad

Sintomatología
La codependencia es un estado de infelicidad e inmadurez emocional debido a no haber interiorizado adecuadamente patrones afectivos seguros. 

Sus síntomas habituales son: 

1. Baja autoestima.
2. No poder establecer límites funcionales.
3. No poder aceptar la realidad (quién soy).
4. No poder encarar las necesidades de adulto.
5. No poder sentir con moderación.


Tenemos que tener muy claro la diferencia psicológica, que distingue entre yo y lo que acontece en mí, o sea entre la persona (o personaje) y el alma psíquica de la que la primera surge.

A continuación introduciré el tema con un fragmento del libro La revolución afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo, donde se señala esta diferencia cuando la psique se expresa de manera patológica:

«La voz de la enfermedad se identifica justamente porque no es humana. Una voz humana es la que acepta su humanidad, o sea sus límites, la que es consciente que a pesar de que sabe más que ayer, sabe menos que mañana, un mañana tan infinito en comparación a ella misma, que cómo dice la voz del sabio: "tan solo sé que no sé nada". Además, sabe que su saber siempre será parcial, limitado, finito, imperfecto, y por lo tanto, acontece humilde, generosa, compasiva y tolerante.

En cambio, la voz de la enfermedad es todo el contrario, se identifica con un tono prepotente: "yo soy la que soy", dice. Es inflexible y no reconoce sus límites, por eso busca obsesivamente reafirmarse en sí misma. Maneja mucha información, mucha aparente legitimidad, mucho victimismo, porque necesita justificarse constantemente. Se expresa con un tono imperativo que desacredita los recursos de la persona para cuestionarla: "¡Haz lo que te digo! ¡Ya!", "Yo tengo toda la razón y las otras no tienen ni idea!", "¿No ves que te están tomando el pelo? ¿Qué seria de ti sin mí?", etc.





La enfermedad se alimenta de la autoestima de la persona forzándola a obedecerla para evitar su autocrítica destructiva, sin darse cuenta quién la sufre que de este modo la está alimentando más y más. Es incuestionable, siempre tiene razón, siempre tiene una justificación, siempre es sale con la suya, siempre!, porque su objetivo es sobrevivir a toda costa. Condena a la persona en un mundo cada vez más pequeño y más aislado, porque es la reacción a un bloqueo, a una rigidez, que esconde la auténtica herida que pretende cubrir con sus estrategias.

Es así como engaña a la persona haciéndole creer que la solución a su herida interior está en la reivindicación exterior, y no, justamente, en la atención a su herida interior. La única manera de combatirla es con el contacto 0, o sea, con el desarrollo de la capacidad de tolerar la frustración, que es la única manera de salir del círculo de satisfacción inmediata en el que atrapa a la persona.»

Artículos relacionados:
¿Debo empezar una terapia? 
Solo por Hoy
Relaciones narcisistas
Grupo de Agenciamiento Afectivo

15 jul. 2018

Nova configuració des de la vulnerabilitat

Nova xarxa neuronal
El dijous passat vam celebrar l'última sessió del grup abans de l'estiu. És important fer un tancament per deixar-se sentir tot el que ha suposat aquest temps. Si no hi hagués tancament, tampoc hi hauria hi hauria possibilitat d'interiorització ni de reinici sobre la base apresa.

L'última activitat va ser un ritual de reconeixement tres valors fonamentals: serenitat, valor i discerniment. Cada persona, per a cada valor, alliberava l'aire contingut en un globus lligat en un cordill que ens envoltava a totes. Aquest aire deixava d'estar contingut en el grup per estar disponible per a tothom en qualsevol lloc.

El resultat va ser la foto que veieu, que s'assembla a una xarxa neuronal, una nova previsió de possibilitats. Fins a l'últim moment tenim visqui la capacitat de crear família. La qüestió no és cenyir-se a unes determinades expectatives, sinó sentir-nos validades per trencar les cadenes que ens obliguen a complir un determinat paper.

Permetre'ns un format inclusiu, honest, generós, solament és possible des de l'agenciament de la vulnerabilitat. La vulnerabilitat no és feblesa ni fortalesa, sinó feblesa i fortalesa, i per tant, la superació de l'estat en què és o un o l'altre.

Sergi Ferré Balagué 15/07/2018

14 jul. 2018

Personas Altamente Sensibles en Barcelona

GAEDE es el grupo de desarrollo psicoafectivo en atención a la dependencia emocional y a personas altamente sensibles (PAS), en Barcelona, Amposta (Tarragona), Buenos Aires, y online (vía skype)

Entre el 50 y el 60% de la población tenemos una configuración afectiva insegura o evitativa. Si además la persona es altamente sensible (P.A.S.) el riesgo a sufrir dependencia emocional en alguna de sus formas es mucho mayor. Puedes realizar un test siguiendo este enlace.


¿Cómo somos las PAS?

Personas intuitivas y empáticas, muy porosas a las críticas y los estímulos del entorno, y por eso que necesitamos espacios de soledad para no desestabilizarnos. Si alguien nos hace daño caemos en seguida en el abismo, por eso tenemos tendencia a la inhibición, la introversión, la timidez, el miedo a perder el control. Nuestras características básicas (Aron, 1996) son:

1. Profundidad de procesamiento.

2. Sobreestimulación debido a la profundidad de procesamiento.

3. Reactividad emocional y empatía.

4. Mayor sensibilidad a estímulos.

Un sistema neurosensorial refinado está asociado al desarrollo de estrategias evolutivas de supervivencia. Pero en una cultura en que la sensibilidad es sinónimo de debilidad y donde se rechaza a las personas "diferentes", se acaba interiorizando la idea de no ser la persona apropiada, la que se debería ser, y por lo tanto una puede recriminarse que debería ser más contenida, más fría, más resolutiva. No te afecta solo el modo con que te tratan (condicionante exterior) sino sobretodo con el que llegas a tratarte a ti misma (condicionante interior), que es el factor que en mayor medida determina tu experiencia.

Necesitamos poner límites en concordancia con nuestro nivel de tolerancia a la estimulación, para aprender a confiar en nosotras mismas y en el mundo. Ser más sensibles de entrada no nos vuelve más comprensivas de entrada. De hecho, podemos llegar a ser muy reactivas emocionalmente, lo cual nos puede llevar a ser muy inseguras y susceptibles, pero también orgullosas, inflexibles o inestables.

«Tras el perfil de las personas altamente sensibles se oculta una urgente necesidad de estima y una visión exageradamente subjetiva de lo que ocurre a su alrededor. Esto explica que el hipersensible pueda reaccionar de forma violenta, hiriendo la sensibilidad de los demás (...) Queremos tanto ser felices que vivimos constantemente con el miedo de no serlo» (E. Aron, 1996)


PAS y dependencia emocional.

Las PAS nos enamoramos con mucha intensidad, generando unas expectativas que nadie puede satisfacer de manera equilibrada. Si no gestionamos esta sobreactivación las relaciones terminan haciéndonos daño.

Tendemos a patrones de cuento-personalidad (Ferré, 2018) que nos llevan a aferrarnos a la primera que nos guiña el ojo en nuestra búsqueda de la persona perfecta, que encaje con todo lo que yo no soy. Tendemos a tipos de apego disfuncionales (inseguro, evitativo, ambivalente), pues deseamos aferrarnos a alguien parecido a quien no nos quiso para "cambiarla esta vez". Pero cualquiera que quiera a una adulta desde las necesidades de una niña, tiene un problema por resolver, porque entonces o te aprovechas o se aprovechan de ti.

«Te has enamorado intensamente cuando, en realidad, ese amor no tiene que ver con la otra persona como con cuánto se ha demorado tu salida al mundo exterior (...) La única manera de protegerse de un enamoramiento tan intenso es estar más en el mundo, no menos. En el momento en que recuperas el equilibrio ves personas que te ayudan a estar tranquila». De ahí que sea recomendable un trabajo de agenciamiento afectivo que te permita establecer tus límites personales y encontrar un amor libre y correspondido.


PAS y TLP

El patrón de Trastorno Límite de Personalidad presenta cierto paralelismo con el de PAS, en expresiones como "pensaba que me iba a volver loca" y la impresión de creerse defectuosa.

En las personas con TLP, «al sentir de forma más intensa, tanto lo positivo como lo negativo se magnifica. Algunos hablan de una especie de "sexto sentido" que les permite saber en qué estado anímico se encuentran otras personas. Por lo tanto, suelen ser más sensibles y tener una gran capacidad empática para comprender las situaciones en las que se encuentran los demás. Esto puede resultar contradictorio, por lo mucho que hacen sufrir a sus allegados en determinadas situaciones ("Cuando está bien es la persona más maravillosa y cariñosa que he conocido, pero cuando está mal se comporta como si nunca hubiera existido nada bueno entre nosotros e incluso da la impresión que nos odia con todo su ser")» (Mosquera, 2004).

El objetivo común es ser capaces de cuidarnos emocionalmente, restableciendo los lazos de confianza con la compañera o compañeras, las personas de tu entorno, la vida en todas sus expresiones, y, por supuesto, contigo misma. «La única manera de tolerar y disfrutar estando en el mundo, es estar en el mundo» (E. Aron).


Grupo de agenciamiento afectivo.

Según Aron, no podemos estar todo el rato intentando protegernos, al final resulta agotador y nos desmoraliza, así que acabamos recluyéndonos cuando en verdad nos necesitamos tanto entre nosotras. El trabajo en grupo nos permite entender que todas tenemos nuestras cosas pero que raras veces el objetivo sea perjudicar al prójimo. No somos tan importantes como para ser el objeto de las acciones de las demás. Qué vayan a hacer, para bien o para mal, posiblemente no tenga tanto que ver conmigo, por lo tanto no soy quien como para hacer predicciones.

Los objetivos del grupo de agenciamiento afectivo, en relación a la dotación de recursos a PAS, son:

- Generar una sujeción segura, una nueva imagen mental de lo que cabe esperar en las relaciones para no sentirse siente amenazada por nuevas experiencias, teniendo en cuenta que la capacidad de "hacer familia" sigue vigente hasta el último día de nuestras vidas.

- Propiciar un espacio seguro donde explorar y poder explicitar el cuento-personalidad (que puede resultar una experiencia dolorosa).

- Acompañar un espacio donde reconocer los efectos de tu sujeción insegura, donde llorar y dejar ir, al tiempo que profundizamos en su significado.

- Formar parte del grupo, aprendiendo de las demás una nueva identidad, ejercitando nuestra energía (mental, afectiva, espiritual).

- Cuidar del cuerpo emocional (bebé), estableciendo límites funcionales y espacios seguros de contención (identificar las alarmas en el momento y aprender a decir que no).

- Disciplinarnos, como nuestra mejor herramienta para encontrar orden en el caos sensitivo, mandándonos un mensaje conciliador y de seguridad a nosotras mismas cuando el nivel de intensidad emocional empiece a subir.


Terapia individual.

Tiene como objetivo estabilizar a la persona y acompañarla en la comprensión profunda de su situación. La terapia interpersonal ecléctica nos ayuda a entender que hay más de lo que vemos, y por lo tanto, no quedarnos atrapadas en nuestras impresiones. Estos son sus objetivos:

- Establecer límites funcionales, asumiendo la responsabilidad personal marcando la diferencia con la de las demás.

- Conversación con el cuerpo bebé emocional a través de la interacción terapéutica.

- Restaurar los vínculos de confianza interpersonales e interiorizarlos al ámbito intrapersonal (la relación contigo misma).

- Aprender a identificar y atender las alarmas a corto plazo para que no deriven en respuestas desestabilizantes a largo plazo (patrones de actuación o inhibición conductual).

- Recuperar el equilibrio y el control del estrés, de los niveles de cortisol y el sistema inmunitario, a través de una sujeción segura («Si tienes frio te abrigas, no te culpas por tener frio, pero si no te abrigas, el frio se te cala y el mundo te parece frio»).

- Aprender a tolerar la frustración («si lo alimentas antes el bebé perderá el contacto con sus instintos, y si se le impide tomar contacto con el mundo no se acostumbrará a él»)

- No repetir la sobreprotección, evitando hacer lo que ahora sí puedes hacer.

- Aceptar la separación como una etapa de individuación de la niña (interior) hacia una identidad íntegra y adulta.

- Cerrar ciclos de patrones adquiridos en situaciones traumáticas que se repiten invariablemente, estrechando cada vez más nuestras posibilidades identitarias (cuento-personalidades).

- Encontrar el propio ritmo, paso a paso, solo por hoy («Me prometió que en ningún momento empujaría más fuerte de lo que yo estuviera dispuesta a soportar»).


«Necesitas de una gran paciencia durante toda la vida, te curarás, pero a tu modo y con la ayuda de algunas cualidades que no hubieras desarrollado si no hubiera sido por la ocasión» ¿Debo iniciar una terapia?


Contacto

gaede@gaede.cat (escríbenos explicándonos brevemente tu consulta o demanda)

Sede en Barcelona - C/ Sant Adrià, 20.

También en Amposta (Tarragona), Buenos Aires, y online (vía skype)


Fuentes

ARON, E. (1996): El don de la sensibilidad. Las personas altamente sensibles. Barcelona. Ed. Obelisco. 
FERRÉ, S. (2018): La revolución afectiva: De la dependencia emocional al agenciamiento afectivo. Barcelona. Ed. Círculo Rojo. Descargar introducción.
GENDLIN, E. T. (1978): Focusing. Proceso y técnica del enfoque corporal. Bilbao. Ediciones Mensajero, S.A.
MOSQUERA, D. (2004): Diamantes en bruto I. Un Acercamiento Al Trastorno Limite De La Personalidad. Madrid. Ediciones Pléyades. 

Más bibliografía aquí +


Sigue leyendo en nuestro libro "La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo"

Otros artículos relacionados:
¿Debo empezar una terapia? 
Solo por Hoy
Personas Altamente Sensibles
Grupo de Agenciamiento Afectivo

28 may. 2018

¿Debo empezar una terapia?

En vuestros comentarios nos relatáis relaciones desiguales que os mantienen enganchadas, dificultades para sentiros bien con vosotras mismas e integradas en un entorno afectivo, y muy frecuentemente demandas de ¡socorro, me siento sola! Patrones que se corresponden con la codependencia o dependencia emocional, relaciones narcisistas, autofóbia, dificultades en el ámbito afectivo y en la gestión de la propia sensibilidad.

¿Me lo estoy inventando?

Una de las principales dificultades que presenta una configuración afectiva patológica (del griego pathos: padecer) es que no es visible como podría ser una dolencia física, y al quedar rezagada a un ámbito íntimo (psicológico) podemos pensar que no es tan importante, que ya pasará, que ha sido mala suerte, que con solo que consiga alguien que esté por mí o que con solo que me decida a cortar por fin... Así es como, sin darnos cuenta, contribuimos a cronificar la situación, acomodándonos a la idea de que algún día se hará justicia, sin entrar a trabajar la parte que nos toca, que es lo único que está en nuestra mano y que nos puede sacar de ah. Por mucho que la opresión provenga del otro, la solución ha de venir de ti misma.

¿Estoy enferma?

Hablamos de configuraciones inconscientes que se activan de manera automática y que se agravan con el paso del tiempo. Nuestro cerebro es un órgano más, que, como en el caso del hígado en el consumo excesivo de alcohol, se debilita al permanecer expuesto a situaciones de ansiedad continuada. El reconocimiento de que se padece un trastorno afectivo nos permite al mismo tiempo la humildad necesaria, no solo para pedir ayuda, sino también para desarrollar la parte de nosotras que nos pueda ayudar. Pero mientras nos mantengamos en el discurso de "yo controlo", "lo mío tampoco es tan grave", "invertir en terapia es tirar el dinero", "sigo sin cambiar nada pero esperando que todo cambie", etc., seguimos sin poder ayudarnos ni permitir que nos ayuden.

¿Por qué tengo yo que apechugar si es el otro que se ha portado mal conmigo?

Nuestro servicio está destinado a dar herramientas para la gestión de patrones afectivos disfuncionales, sea cual sea el papel que se haya asumido en la obra. El problema de autoculparse o de culpar al otro, es que nos mantiene en una dinámica de recriminación desde la que resulta muy difícil asumir responsabilidades y recibir ayuda.

Mientras nos mantengamos en el discurso de la culpa, la acusación, la venganza, el hacer justicia (que es muy respetable, pero en esta web no tratamos temas judiciales), seguiremos viviéndonos a través del otro, necesitando al otro, permitiéndole todo al otro, exigiéndole nuestra salvación, poniéndolo todo en sus manos, pero aun no cuidándonos ni reconociendo nuestra implicación en el problema, que es lo único que sí está en nuestra mano y que nos llevaría a desarrollar un aprendizaje vital. Esto nos permitiría explicitar patrones inconscientes que supongan un cambio sustancial en nuestra manera de relacionarnos. Pero para eso, cada una tenemos que arremangarnos.

Mantenernos en la acusación, a mí mismo o al otro, promueve que sigan proliferando las relaciones narcisistas, porque no nos estamos deteniendo aún a realizar un cuestionamiento personal desde la aceptación y el respeto a los límites. Las relaciones de codependencia en base a un patrón narcisista es una grave patología que concierne a todas las partes implicadas. Por lo tanto, el primer paso una vez diagnosticado este patrón, es conseguir el contacto 0, ya que es imposible resolver la situación desde dentro, y el siguiente y no menos importante, es realizar un proceso pausado y amoroso de reconexión emocional.

¿Cuando dar este paso?

En ocasiones la persona fabula con la idea de hacer terapia pero realmente aun no está dispuesta a cuestionar su patrón, lo cual es muy comprensible. Suele pasar que solicite visita muy convencida y que unos días después lo reconsidere y la acabe anule. Posiblemente no sea la primera vez que lo intenta, y cada vez se va convenciendo más a sí misma de que nadie la puede ayudar. No es fácil darse esta oportunidad, normalmente partimos de una autoestima muy deteriorada y nos cuesta mucho confiar en otras personas. Es bueno no presionarse ni generar grandes expectativas: ¿qué pasa por intentarlo un día? ¿Qué podría perder que fuera irrecuperable? ¿Qué podría pasar si me decidiera a dar este nuevo paso?

¿Dónde realizar la terapia?

Nosotras te ofrecemos a continuación nuestra propuesta terapéutica, pero puedes decidir iniciar tu proceso de recuperación en donde desees. Procura que se trate de un servicio especializado en donde se te ofrezca una explicación razonable a lo que te está pasando. También que pueda dotarte de herramientas para ejercer una contención adecuada a la compulsión que te permita poner fin al ciclo de la violencia y reconectar emocionalmente contigo misma. Siempre de manera amorosa, paciente y respetando tus límites.

¿Qué es el agenciamiento afectivo?

En GAEDE hemos desarrollado el concepto terapéutico de agenciamiento afectivo. Nuestro programa surge de la necesidad de acompañar procesos en que las relaciones afectivas comportan un sufrimiento inusual. Para lo cual proponemos sesiones individuales especializadas, así como un grupo de agenciamiento afectivo con el que trabajar los vínculos que establecemos, no solamente con otras personas, sino también con la vida y con nosotras mismas. Además recientemente hemos publicado un libro que esperamos sea de utilidad a todas las personas interesadas.

¿Cuál es la recomendación?

El sufrimiento emocional es algo terrible que hay que intervenir activamente, destinando todo el tiempo y recursos necesarios. Es tu vida la que está en juego, aunque no lo veas, aunque no lo creas ¡Pregúntale a tu cuerpo! Una terapia no es la panacea, pero es algo con lo que empezar cuando se está perdida. Es importante no presionarse y respetar el ritmo de cada una. El momento indicado es el momento en que empezamos, no antes.

© Sergi Ferré Balagué, 2018. Associació GAEDE.

15 may. 2018

Adquirir el libro: La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo

En la asociación GAEDE llevamos más de 6 años desarrollando una atención terapéutica especializada en casos de codependencia, autofobia y/o relaciones desiguales o narcisistas, al mismo tiempo que realizando una importante labor de prevención de riesgos en el ámbito emocional y mejora de la calidad de los vínculos afectivos.

Fruto de esta experiencia os presentamos el libro: La revolución afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo.

Esta obra establece las bases para una transformación afectiva a través de la validación personal. Descárgate la introducción siguiendo este enlace. Si deseas adquirir la obra, te ofrecemos las siguientes opciones:


La revolución afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo

Presencialmente: Directamente a nosotras, dirigiéndote a l'Ateneu L'Harmonia (C/ de Sant Adrià, 20. Barcelona). Nos encontrarás:
Miércoles, de 16:00 a 20:00 (despacho 4, 2ª planta)
y Viernes, de 16:00 a 20:00  (sala 14, en la 1ª plana)
Concierta tu visita previamente a través de nuestro correo electrónico.

La contribución es de 12€

Por correo: Escríbenos a gaede@gaede.cat para darnos tu dirección y te lo mandamos a casa. Si eres de fuera de España, dínoslo para valorar opciones.

A la contribución de 12€ hay que sumarle 3€ de gastos de envío (España): 15€
Puedes ingresarlo en ES41 2100 0869 1101 0110 3764 y mandarnos el comprobante.

Tiendas especializadas: A parte de grandes superficies (Fnac, Corte Inglés, Casa del libro, etc.), nos puedes encontrar en las siguientes tiendas especializadas (el coste es de 15€):

Llibreria Documenta. Carrer Pau Claris, 144. Barcelona. Ver en el mapa.
Llibreria Los Ángeles. Travessera de Gràcia, 157. Barcelona. Ver en el mapa.
Llibreria Pont del Grau. C/ Grau, 6. Amposta. Ver en el mapa.
Llibreria Guaix espai cultural. C/ St. Miquel, 5. Amposta. Ver en el mapa.
Llibreria la 2 de Viladrich. C/ Cristòfol Despuig, 22.Tortosa. Ver en el mapa.

Versión ebook: A través de este enlace a La Casa del Libro o en otros portales.


Sinopsis

La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo, cuestiona las estructuras de poder que enjuician, tasan y evalúan nuestra identidad y la someten a ideales que nos llevan a contradicciones insalvables a cambio de una falsa sensación de control.

Entre lo que es y lo que debería ser hay una persona que sufre por no dar la talla, por no ser adecuada, por no pensar ni sentir “correctamente” o por miedo a perder su estatus.

Esta obra apuesta porque el dolor proscrito recupere su legítimo lugar en nuestras vidas, para escapar de cárceles románticas y liberarnos de las expectativas que bloquean nuestra capacidad de amarnos incondicionalmente.

El agenciamiento afectivo es un medio de descubrimiento de la verdad por la verdad misma; esto es, honestamente; del amor por el amor mismo; esto es, amorosamente; del compromiso por el compromiso mismo; esto es, humildemente.

Es en el desarrollo de estas capacidades en que se basa este manifiesto que aborda las dificultades en el establecimiento de vínculos de confianza.


Haz click sobre la imagen para leer la presentación del libro, de la asociación y del autor.