13 may. 2019

Cuestionario del niño herido: ¿Quién soy?

«La codependencia se puede definir como una enfermedad caracterizada por una pérdida de identidad. Ser codependiente significa estar alejado de los propios sentimientos, necesidades y deseos. Ejemplos de codependencia son personas que dependen de algo externo a ellos para tener una identidad Este texto de John Bradshaw nos abre a la idea de que si no soy lo que soy, porque lo que soy no está bien, entonces debo ser lo que tengo. Erich Fromm, apunta: «Si soy lo que tengo y lo que tengo lo pierdo ¿Quién soy?»

Ser, ser alguien, en toda su diversidad, con toda legitimidad, nos permite no tener que gustar a todo el mundo para sabernos amadas, o no tener que ser brillantes, famosas, reconocidas, o por el contrario, abandonadas o menospreciadas, para sentirnos vivas, porque lo único que necesitas para ser, es ser.

El sentirse inapropiada para la vida está en la base de la dependencia emocional y de las dificultades para establecer relaciones de confianza e intimidad. La destrucción de la identidad en edades tempranas, de la «fuente de amor interno» según Jorge Castelló, nos hace en exceso dependientes de lo otro, de la «fuente de amor externo», llámese pareja, trabajo, familia, etc. Eso nos impide poder mantener un diálogo de tú a tú con los acontecimientos y aprender de los cambios, porque nos sentimos tan carentes que el miedo hace que nos aferremos a todo clavo ardiente.




A continuación, puedes realizar un test revisado de Bradshaw, que te permitirá valorar hasta qué punto tu niña o niño interior está herida. Responde sí o no. Siempre puedes matizar, pero fíate siempre de ti misma. Cuantas más respuestas afirmativas, más evidencias de que tu identidad está fracturada en su raíz, lo cual supone una invitación para emprender un trabajo terapéutico, cómo quieras y dónde quieras, pero ahí tienes una oportunidad.


1. Experimento ansiedad y miedo siempre que pienso en hacer algo nuevo.

2. Por lo general, trato de complacer a la gente y carezco de identidad propia.

3. Soy rebelde. Me siento vivo cuando tengo conflictos.

4. En lo más recóndito de mí ser, siento que hay algo que no está bien.

5. Soy avaro o acaparador; me cuesta mucho desprenderme de algo.

6. Me siento inadecuado como hombre/mujer.

7. Estoy confundido acerca de mi identidad sexual.

8. Me siento culpable cuando tomo una decisión; preferiría dejar la responsabilidad a otros.

9. Tengo dificultades para empezar las cosas.

10. Tengo dificultades en terminar las cosas.

11. Rara vez tengo un pensamiento propio.

12. Continuamente me critico por no actuar de la manera correcta.

13. Me considero terriblemente culpable y temo las consecuencias.

14. Soy estricto y perfeccionista.

15. Siento como si nunca fuera a estar a la altura de las circunstancias; nunca hago nada bien.

16. Siento como si no supiera qué es lo que quiero.

17. Siento el impulso de ser súper realizador, como destinado a ser un triunfador.

18. Creo que realmente no le importo a la gente, excepto cuando tengo relaciones sexuales. Temo ser rechazado y abandonado si no soy buen amante.

19. Mi vida es vacía; con frecuencia me siento deprimido.

20. Realmente no sé quién soy. No estoy seguro de cuáles son mis valores o qué opino de las cosas.


El trabajo para la recuperación de la identidad está basado en la recuperación de la niña o el niño interior herido. Puedes ampliar la información en el libro La revolución afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo, o escribiéndonos al correo gaede@gaede.cat

La Associació GAEDE surge de la necesidad de atender casos en que las relaciones afectivas comportan un sufrimiento inusual. Para lo cual proponemos sesiones individuales especializadas, así como un grupo de agenciamiento afectivo en el cual trabajar los vínculos que establecemos, no solamente con otras personas, sino también con la vida y con nosotras mismas. Si sigues los enlaces habilitados te llevarán a ampliar la información en cada caso.

Atención presencial en Barcelona, Amposta (Tarragona), y terapia online a través de skype.

Otros artículos relacionados:
Sesión informativa sobre el tratamiento de la dependencia emocional
Grupo de Agenciamiento Afectivo
El amor entre niños adultos heridos
Test sobre privación del narcisismo 

Consulta la bibliografía siguiendo este enlace.

1 may. 2019

Sesión informativa sobre el tratamiento de la dependencia emocional

La codependencia, relaciones tóxicas, narcisistas, verse atrapada en un triángulo dramático, o las dificultades para transigir una alta sensibilidad, conllevan el fracaso de nuestras relaciones. En GAEDE atendemos el sufrimiento emocional como el camino de regreso a nuestra propia vulnerabilidad.

"Supongo que uno de los motivos por los que la gente se aferra tan obstinadamente a sus odios es porque, cuando el odio se disipe, presienten que se verán obligados a lidiar con el dolor." James Baldwin (1955)




Estos son los puntos clave de nuestro programa de recuperación:

1) El sufrimiento emocional tiene que ver con la representatividad. Por ejemplo, yo puedo intentar hacer algo bien y que no me salga, pero lo que más me dolería es pensar que por ello yo soy un inútil. Por lo tanto, no es tanto lo que me pasa sino lo que esto representa para mi.

2) El plano de lo representativo tiene que ver con mis relaciones con las demás, y este viene condicionado por una posible configuración dramática en la infancia.

3) En la infancia nos experimentamos en toda nuestra vulnerabilidad. Al mismo tiempo es el estado de máxima creatividad, espontaneidad, plasticidad, momento en el que desarrollar una identidad que nos permita ser en el mundo.

4) En la infancia, aun no tenemos una identidad formada, sientes por ti misma lo que tu madre sentía por ella misma. Si esta no se amaba, ni se aceptaba en sus diversos aspectos, no pudo transmitir una seguridad que no tenia. Entonces se intercambian los roles, y es la niña la que se hace cargo de las mochilas de la adulta.

5) A partir de esa apropiación indebida como estrategia de supervivencia, construimos lo que llamamos cuento-personalidad. Cuando no nos sentimos bienvenidas, una pasa a instalarse en la idealización de lo que debería ser, de unas expectativas que no son suyas y que acaba asumiendo por un amor y aceptación que no estaba recibiendo.

6) Agenciarse entonces, pasa por reconocer esas mochilas, devolverlas con todo el afecto (porque no podemos resolver un problema que no hemos creado) y asumir la responsabilidad por nuestra niña o niño herido.

7) Para ello necesitamos un entorno de confianza que nos permita un margen de tolerancia lo suficientemente amplio como para poder aceptar aquella que en nosotros no fue, y posiblemente no sigue siendo, acogida en toda su maravillosa imperfección.

En resumen, es darnos una oportunidad, que en tal caso es el cometido de GAEDE. Puedes ampliar la información en el libro La revolución afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo, o escribiéndonos al correo gaede@gaede.cat


La Associació GAEDE surge de la necesidad de atender casos en que las relaciones afectivas comportan un sufrimiento inusual. Para lo cual proponemos sesiones individuales especializadas, así como un grupo de agenciamiento afectivo en el cual trabajar los vínculos que establecemos, no solamente con otras personas, sino también con la vida y con nosotras mismas. Si sigues los enlaces habilitados te llevarán a ampliar la información en cada caso.

Atención presencial en Barcelona, Amposta (Tarragona), y terapia online a través de skype.

Otros artículos relacionados:
Grupo de Agenciamiento Afectivo
Personas Altamente Sensibles
El amor entre niños adultos heridos
Test sobre privación del narcisismo

28 abr. 2019

Test sobre privación del narcisismo

«La etapa de recién nacido se le llama etapa simbiótica, porque somos totalmente codependientes de nuestra persona cuidadora (...) En esta etapa estamos indiferenciados (...) No tenemos la capacidad de saber que tenemos un Yo y es a través de ella que lo descubrimos (...) La creación de este "puente interpersonal" es la base de todas las futuras relaciones». Según sigue John Bradshaw: «Sientes lo que ella siente. Por lo tanto, sientes por ti mismo lo que ella siente por ti».

Alice Miller lo llama «nuestras provisiones narcisistas sanas, que consisten en ser amados como individuos, ser admirados y valorados; tocados y tratados con cariño; estar seguros de que nuestra persona cuidadora no nos abandonará; que nos tomará en serio. Si conseguimos estas necesidades en la infancia, no tenemos que cargar con ellas cuando crecemos».

Pero si, según Erich Fromm, la persona cuidadora no está en contacto con su conciencia del Yo, o sea, si no se ama a sí misma ni se acepta en sus diversos aspectos, no puede ayudar a la niña o al niño a establecer una seguridad instintiva en sí misma. No puede transmitir una seguridad que no tiene. Consecuentemente, esta orientación "antivida", hará que a su hija o hijo le asuste la vida, el mundo, la gente, sus propios deseos y necesidades, etc.

Lo que sigue es un test revisado para encontrar indicios de probables fallas en este vínculo simbiótico que pudieran suponer la privación del narcisismo positivo (autoestima). Si respondes afirmativamente a alguna de estas preguntas, puedes sospechar que tu niña o niño interior fue herida en algún grado durante su primera infancia.


1. ¿Presentas o has presentado síntomas de adicción por consumo o ingestión (exceso de comida, bebida, drogas, pornografía, etc.)?

2. ¿Desconfías de tu capacidad para satisfacer tus necesidades? ¿Crees que debes encontrar a alguien que las satisfaga por ti?

3. ¿Te resulta difícil confiar en las demás? ¿Consideras que debes estar controlando en todo momento?

4. ¿Te das cuenta y atiendes las señales corporales que te indican una necesidad física? O por el contrario, ¿comes cuando no tienes hambre? ¿o no te detienes por no reconocer lo cansada que estás?

5. ¿Descuidas tus necesidades físicas? ¿No te das una buena alimentación o no haces suficiente ejercicio? ¿Acudes a revisiones sanitarias sólo en caso de emergencia?

6. ¿Tienes miedo de ser abandonada? ¿Te sientes o te has sentido alguna vez desesperada porque terminó una relación afectiva?

7. ¿Has pensado alguna vez en suicidarte porque terminó una relación afectiva?

8. ¿A menudo sientes que no encajas o no perteneces a ningún sitio? ¿Sientes que no eres bienvenida o que la gente no desea tu presencia?

9. En situaciones sociales, ¿tratas de pasar desapercibida o por el contrario intentas ser el centro de atención?

10. ¿Intentas ser muy servicial (incluso indispensable) en tus relaciones afectivas a fin de que la otra persona no pueda abandonarte?

11. ¿Sientes una necesidad ansiosa de que te toquen, te abracen o te besen, a veces sin preguntarlo?

12. ¿Concretamente es el sexo oral lo que más deseas y de lo que más tratan tus fantasías?

13. ¿Tienes una necesidad continua y obsesiva de conseguir que se te valore y estime?

14. ¿Sueles ser mordaz y sarcástica con las demás?

15. ¿Te aíslas y pasas mucho tiempo sola? ¿A menudo piensas que no vale la pena tener una relación?

16. ¿Eres ingenua o crédula? ¿Te tragas las opiniones de las demás sin analizar?


Ten en cuenta que el campo afectivo abarca a la madre y el padre, hijas e hijos, amistades, amantes, cónyuges, etc. Si tus indicios de sospecha son considerables, tienes ahora la oportunidad de realizar un trabajo de agenciamiento afectivo. A continuación, te informamos de los recursos que te podemos ofrecer nosotras: terapia especializada, artículos relacionados y bibliografía.

«Si el mundo es digno de confianza, entonces es posible que me convierta en quien soy».



La Associació GAEDE surge de la necesidad de atender casos en que las relaciones afectivas comportan un sufrimiento inusual. Para lo cual proponemos sesiones individuales especializadas, así como un grupo de agenciamiento afectivo en el cual trabajar los vínculos que establecemos, no solamente con otras personas, sino también con la vida y con nosotras mismas. Si sigues los enlaces habilitados te llevarán a ampliar la información en cada caso.

Atención presencial en Barcelona, Amposta (Tarragona), y terapia online a través de skype.

Otros artículos relacionados:
Sesión informativa sobre el tratamiento de la dependencia emocional
Personas Altamente Sensibles
La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo
El amor entre niños adultos heridos

Fuentes:
BRADSHAW, J. (1990): Volver a casa: Recuperación y reivindicación del niño interior. Madrid. Gaia Ediciones.
FERRÉ, S. (2018): La revolución afectiva: De la dependencia emocional al agenciamiento afectivo. Barcelona. Ed. Círculo Rojo. Descargar introducción.
FROMM, E. (2000): El Arte de amar: una investigación sobre la naturaleza del amor. Barcelona Ed. Paidós 
MILLER, A. (1988): El saber proscrito. Barcelona. Tusquets Editores.
+ bibliografía

15 abr. 2019

Dependencia emocional: El amor entre niños adultos heridos

Fragmento del libro “Volver a casa” de John Bradshaw, que explica las relaciones de dependencia emocional como la dificultad para acoger la propia niña o niño interior.

Es crucial desarrollar un equilibrado sentido de responsabilidad. Esto significa aceptar las consecuencias de lo que usted hace y rechazar la aceptación de las consecuencias de lo que hace otro. Es la clave de la felicidad. Mucho sufrimiento humano proviene de que el niño interior herido asuma demasiada responsabilidad o rehúse aceptarla en la medida necesaria.

Usted necesita hacer frente a las consecuencias de su conducta. Al reclamar a su niño interior herido, usted inicia la tarea de ser responsable. La mayoría de las reacciones del niño interior no son verdaderas reacciones; más bien, son reacciones y sobrerreacciones ancladas y exageradas. Una respuesta verdadera es el resultado de los verdaderos sentimientos y de la decisión consciente de uno. A fin de dar una respuesta verdadera, uno debe estar en contacto con sus sentimientos, necesidades y deseos. Los adultos con un niño herido en su interior son, en algún modo, ajenos a todo esto.

Defender al niño en nuestro interior es enseñarle a actuar más que a reaccionar. Para esto, el niño debe ser capaz de responder. Su capacidad de respuesta viene cuando controlamos al niño que vive en nuestro interior y no a la inversa (por ejemplo, influenciado por alguna circunstancia de su entorno).

El mejor ejemplo que conozco de la importancia de asumir esta responsabilidad, es una relación íntima. La intimidad puede tener lugar porque todos tenemos un maravilloso y vulnerable niño interior. Dos personas "enamoradas" aplican una vez más la simbiosis de la vinculación inicial entre madre e hijo. En esencia, se fusionan entre sí. Sienten una omnipotente sensación de unidad y poder. Cada uno comparte su más profundo, su más vulnerable yo con el otro.

Esta misma vulnerabilidad genera que la gente tema las relaciones íntimas y en muchas ocasiones acabe por destruir la intimidad. La destrucción de la intimidad en una relación ocurre cuando cualquiera de los amantes, o ambos, rehúsan asumir la responsabilidad por su propio niño interior vulnerable.

Veamos lo que sucede cuando dos niños adultos se enamoran. Los niños heridos que viven dentro de ellos se regocijan. Cada uno de ellos ve en su pareja las cualidades positivas y negativas de sus padres verdaderos. Cada uno cree que, esta vez, las necesidades infantiles no satisfechas finalmente serán cubiertas. Cada uno sobrevalora la fuerza y el aprecio en el otro. Cada uno de ellos ve a su contraparte como su padre original. Poco después de comprometerse, empiezan a hacerse requerimientos uno al otro. Estas demandas encubren esperanzas básicamente inconscientes, que fluyen desde el deseo y el vacío, en el niño que vive en el interior de cada uno. La naturaleza aborrece el vacío y una chispa de vida empuja al niño herido que vive dentro de ellos a terminar lo que está incompleto. Busca en su pareja los cuidados que nunca tuvo, pero que todavía desea. En ocasiones, uno puede distorsionar el comportamiento de su socio para que parezca al del padre verdadero. Pero todo esto no es una bella imagen. Es el equivalente a que dos personas de cuatro años de edad se casen e intenten asumir responsabilidades adultas.

Si usted ha recuperado a su niño interior, tiene una oportunidad. Al convertirse en ejemplo para su niño interior, defendiéndolo, usted asume la responsabilidad por su vulnerabilidad. La intimidad funciona si cada uno asume la responsabilidad de su propio niño interior vulnerable. No dará resultado si usted intenta que su compañero le dé lo que sus padres no le dieron.

La Associació GAEDE surge de la necesidad de atender casos en que las relaciones afectivas comportan un sufrimiento inusual. Para lo cual proponemos sesiones individuales especializadas, así como un grupo de agenciamiento afectivo en el cual trabajar los vínculos que establecemos, no solamente con otras personas, sino también con la vida y con nosotras mismas. Si sigues los enlaces habilitados te llevarán a ampliar la información en cada caso.

Atención presencial en Barcelona, Amposta (Tarragona), y terapia online a través de skype.

Otros artículos relacionados:
Grupo de Agenciamiento Afectivo
Personas Altamente Sensibles
Cuestionario del niño herido: ¿Quién soy? 
Emperador vs. Emperatriz: Eternamente inocentes

21 ene. 2019

Taller de Agenciamiento Afectivo en Personas Altamente Sensibles (PAS)

GAEDE es un espacio de atención psicológica en Barcelona, dedicado al cuidado de la calidad de la vida afectiva las personas, especialmente de personas altamente sensibles y/o con dependencia emocional u otras dificultades para establecer relaciones seguras.

Entre el 50 y el 60% de la población tenemos una configuración afectiva insegura o evitativa. Si además somos personas altamente sensibles (P.A.S.) el riesgo a desarrollar relaciones codependencia es aun mayor.

Esta tarde os proponemos una actividad de investigación grupal, donde, a través de técnicas de aprendizaje dialógico, pondremos en común inquietudes, conocimientos y experiencias, en relación a confiar en la vida, en nosotros mismas y en las demás.

Esta actividad es abierta. Para participar, tan solo hace falta que nos envíes un correo a gaede@gaede.cat confirmando tu asistencia antes de las 24 horas previas.


Taller de Agenciamiento Afectivo en Personas Altamente Sensibles (PAS)

Lugar: Aula 21 del Ateneu L'Harmonia – C/ de Sant Adrià, 20. Barcelona.    
Día y hora: Jueves, 14 de Febrero, de 18:00 a 19:30h

Contribución: Entrada libre (*)
A cargo de: Sergi Ferré Balagué

*) Se requiere confirmación de asistencia a gaede@gaede.cat antes de las 24h previas.


Sigue leyendo nuestro libro "La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo"

Artículos relacionados:
Personas Altamente Sensibles (PAS)
¿Debo empezar una terapia?
Grupo de Agenciamiento Afectivo

10 dic. 2018

Un llibre sobre dependència emocional

Ressenya del llibre La revolución afectiva: de la dependencia emocional al agenciamiento afectivo.

“¿Quién está dispuesto a liberarse del apego a sus propias creencias?

¿Y si te dijera que el amor no es como una corona que te ponen en la cabeza por ser tan maja sino un lugar que tú misma has de cultivar en tu corazón y en el de las demás, a veces a costa de mucha renuncia personal?”

Sergi Ferré ens proposa en La revolución afectiva: de la dependencia emocional al agenciamiento afectivo una deconstrucció del relat (el cuento personalidad) que ens constreny  a viure les relacions d’una determinada manera. Aquestes dues preguntes resumeixen, des del meu punt de vista, el que l’autor ens proposa: desarticular la nostra educació afectiva, marcada, moltes vegades, sobretot en el cas de persones codependents, per una ferida emocional –un buit– a la que tornem una vegada i altra (com la roda del hàmster –metàfora d’aquest conte-personalitat–). 

Des de la seva experiència com a dependent emocional i des de la trajectòria de GAEDE (espai de desenvolupament psicoafectiu en l’atenció de la dependència emocional i a persones amb alta sensibilitat) el llibre proposa una porta per entendre la malaltia (una malaltia invisible amb les dificultats que això comporta) i per començar a construir el camí des d’una resposta amorosa cap a nosaltres mateixes i les nostres relacions (“El amor en cambio es una capacidad, y las capacidades se desarrollan trabajándolas”). Un llibre que no et deixa indiferent, i que et pot provocar certa incomoditat: “me cuento que quiero cambiar pero en realidad lo que quiero es que todo cambie menos yo”. 

Parteix des de l’experiència i del compromís que l’autor (terapeuta, facilitador del grup de GAEDE i dependent emocional) té amb si mateix, i amb totes aquelles persones que han patit el sofriment que aquesta malaltia comporta. Sergi Ferré parla de l’honestedat per enfrontar-nos a les nostres ferides des de l’amor i el respecte cap a una mateixa. 

No hi ha cap recepta, no hi ha cap judici, no és un llibre d’autoajuda (som humanes, i ens semblem totes en la nostra batalla diària). Es una mirada cap a una mateixa, una proposta basada en l’acceptació i el reconeixement, de la malaltia, des de la metodologia de treball que proposa GAEDE. 

L’autor es refereix també a la dificultat de reconèixer la dependència emocional en un entorn social que reforça aquesta estratègia de relació, tal com diu en el capítol La política de l’amor, basada en la cerca de la credibilitat front a la cerca de la veritat : “...las estrategias afectivas funcionan igual (referint-se a les estratègies polítiques). No se basan en la honestidad ni en el equilibrio entre las personas, sino en asegurarnos nuestra parte”.

El llibre s’estructura en cinc parts que van aprofundint en els conceptes, de les quals, destaco el capítol referit al conte personalitat, un capítol que per a mi ha estat clau per comprendre com construïm els nostres propis relats que ens fan viure des d’un únic posicionament, i que ens porta a enfrontar-nos amb les nostres dinàmiques relacionals. 

L’escriptura parteix també de la metàfora i narracions (exemples pràctics) que ens serveixen per lligar els aspectes més teòrics, però sobretot proporcionen una comprensió més completa del que l’autor ens vol transmetre, definint també l’estil literari del llibre. Aquesta proposta d’escriptura es concreta sobretot en la part final, La experiencia, amb El cuento de la zorra en format còmic on, fàcilment, qualsevol lector, es pot reconèixer en algun dels moments que el còmic mostra. I aquesta és la força de La revolución afectiva, reconèixer-nos (i acceptar-nos) per començar a estimar-nos. 

Un article de Jordi Belda Molina.


Fes clic aquí per descarregar-te la introducció. Fes click aquí per adquirir el llibre.

13 nov. 2018

Sostener el miedo y el dolor

"Experimentar el miedo y el dolor de nuestro niño herido abre un amplio espacio interior en el que hay una comprensión y una aceptación de que el miedo y el dolor son simplemente parte de la vida." (*)

¿Está mal sentir dolor? ¿Es un error que me sienta angustiada? ¿Es incorrecto que me sienta sola y abandonada? ¿Es inapropiado experimentar el miedo que siento? ¿Acaso mis sentires son erróneos? ¿Acaso no son como son? ¿Cómo debería sentirme entonces? ¿Cómo creo yo que debería sentirme? ¿Cómo se supone que los demás esperan que yo me sienta? ¿Qué expectativas pesan sobre mí en este sentido?

¿Y si no puedo sentirme de otra manera? ¿Y si resulta que lo que siento es real? ¿Y si por mucho que lo intente me encuentro una y otra vez con lo mismo? ¿Y si no dependiera de mí sentirme así? ¿Y si sencillamente me estoy encontrando con una verdad que hay en mí más allá de mi idea de mí misma? ¿Y si esto fuera incluso anterior a cualquier expectativa que tenga?

¿Seria capaz de aceptar que en mí hay cosas que no puedo cambiar a voluntad? ¿Podría aceptar que en mí hay más verdad que la que puedo contener en la idea de mí misma? ¿Podría entender que esto que me ocurre no puede dejar de ser como es, solo porque a mí no me guste? ¿Debería luchar contra ello o darle espacio? ¿Y si reconocerlo me lleva a una contradicción insalvable con quien me cuento que soy? ¿Seria capaz de no reaccionar con el rol de siempre para que los aspectos que ahora en mí son rechazados, puedan expresarse?

¿Y si en verdad no puedo aceptarlo? ¿Debo juzgarme por ello? ¿Debo actuar con dureza contra mí misma? ¿Debo sentirme mal por sentirme mal? ¿Debo sentirme mal por sentirme mal por sentirme mal? ¿Debo esforzarme más y más porqué cada vez sienta menos o solo lo que encaja con mis expectativas? ¿Qué formula debo encontrar para no sufrir? ¿Acaso soy yo que me lo monto mal? ¿Tal vez sea mi falta de carácter? ¿Puede ser que sea el destino que me la tiene jurada? ¿Acaso lo que siento no es la promesa de una nueva vida en mi interior? ¿No debe el gusano morir para que nazca la mariposa?

© 2018 Sergi Ferré Balagué

Bibliografía:
FERRÉ, S. (2018): La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo. Barcelona. Ed. Círculo Rojo. Leer.
(*) KRISHNANANDA (2016): De la Codependencia a la Libertad: Cara a cara con el miedo. Móstoles. Gaia Ediciones.

Otros artículos relacionados:
Lo que siento ¿es real?
Atracción fatal: La demonización del enfermo 
Personas Altamente Sensibles
Grupo de Agenciamiento Afectivo

3 oct. 2018

Participar en el Grupo de Agenciamiento Afectivo 2018 - 2019 (7ª Convocatoria)


¿Sufres emocionalmente debido a tu alta sensibilidad?
¿Te enganchas fácilmente a relaciones que te desestabilizan?
¿Deseas vivir tus relaciones afectivas desde la libertad, el respeto mutuo y la integridad personal?

Desde la asociación GAEDE te proponemos participar en la 7ª Convocatoria de nuestro Grupo de Agenciamiento Afectivo, abierto a todas las personas que deseen mejorar la calidad de sus relaciones y especialmente dedicado a Personas Altamente Sensibles y/o que manifiesten síntomas de Dependencia Emocional u otros Trastornos de la Afectividad (Relaciones Narcisistas, TLP, Codependencia, Adicciones Emocionales, etc.)

Objetivos:

  1. Agenciarse (volverse agente de cambio) en la propia vida psicoafectiva.
  2. Desarrollar el amor desde el amor (identificando e interviniendo bloqueos y estrategias compensatorias).
  3. Identificar y atender patrones disfuncionales en su configuración afectiva primaria.
  4. Cuidar del cuerpo emocional estableciendo límites funcionales y espacios seguros de contención.
  5. Integrarse en el ámbito socioafectivo de manera adecuada a la propia sensibilidad. 


Metodología:

  1. Tratamiento en grupo de duración limitada para síndromes basados en la vergüenza.
  2. Educación psicoafectiva ecléctica basada en el desarrollo de pensamiento psicológico profundo.
  3. Experimentación en grupo de un entorno de sujeción segura donde expresar las emociones al mismo tiempo que profundizar en su significado.
  4. Restauración del puente interpersonal a través de la disciplina y la integración de la identidad generada en grupo.
  5. Tratamiento de la reactividad a corto plazo (desconfianza, miedo, rechazo, ...) 


Técnicas:

  1. Apoyo mutuo.
  2. Aprendizaje dialógico.
  3. Focusing (reconexión emocional).
  4. Arteterapia.
  5. Teatro terapéutico. 

Presentación del Grupo de Agenciamiento Afectivo (7ª convocatoria)

Lugar: Taller 14, del Ateneu L'Harmonia – C/ de Sant Adrià, 20. Barcelona.    
Día y hora: Viernes de 17:00 a 20:00 (*)

Funcionamiento: Consulta este enlace
A cargo de: Sergi Ferré Balagué

*) Se requiere solicitar una sesión informativa previa escribiendo a gaede@gaede.cat




Sigue leyendo nuestro libro "La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo"

Otros artículos relacionados:
Solo por Hoy
La voz de la enfermedad 
¿Debo empezar una terapia?
Papá

2 oct. 2018

Presentación en Barcelona del libro: La Revolución Afectiva

CÍRCULO ROJO. — Associació GAEDE (Barcelona). Todas somos capaces de amar, no por ello todas amamos amorosamente. Algunas aprendimos a amar desde el drama, desde las expectativas, para no estar solas, intentando compensar las heridas y carencias del pasado.

La Revolución Afectiva propone una cultura del amor integradora, desde la vulnerabilidad que nos hace únicas. Una obra llena de herramientas desarrolladas en talleres analizando casos de relaciones narcisistas, dependencia emocional, actitudes compulsivas, con atención especial a personas altamente sensibles.

Sergi Ferré, codependiente en recuperación y terapeuta especialista en GAEDE, ha encontrado en la práctica del agenciamiento afectivo el modo de vivir en vez de sobrevivir, manteniéndose en paz y conectado con la realidad. Ahora con La revolución afectiva, del sello editorial Círculo Rojo, da un paso más compartiendo este aprendizaje desde la base en forma de libro. En él se cuestionan reflexivamente las estructuras de poder interiorizadas que enjuician, tasan y evalúan la propia identidad, sometiéndola a ideales que llevan a atrincherarse en una falsa sensación de control.

Esta obra es el resultado de un trabajo incesante por intentar entender qué nos pasa, lidiando con los miedos y expectativas. Este libro contiene fragmentos de novela gráfica, en los que se narran las doloras situaciones vividas y que ahora se transforman en firme apuesta por la libertad. “Quiero ser libre”, es un fiel resumen de estas 164 páginas.

 En palabras del autor, “La revolución afectiva va a sorprender porque no hablo de lo que está bien o lo que está mal, ni sobre cómo deberían ser las cosas, pues bastante culpa cargamos ya. Lo que ofrezco es un camino posible para quien quiera entender lo que de entrada nos parece incomprensible e irracional. Integrar las partes negadas y escindidas de nuestra personalidad y que desesperadamente buscamos encarnadas en las personas que idealizamos. Se trata del resultado hasta la fecha de una búsqueda de la verdad, escrito con la misma honestidad que cuando te miras en el espejo”.


Presentación del libro: La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo

Lugar: Llibrería Documenta – Carrer Pau Claris, 144. Barcelona. 
Día y hora:
Jueves, 11 de octubre de 2018, 19:00 – 20:30
A cargo de: Sergi Ferré Balagué

Entrada libre.




Otros artículos relacionados:
Solo por Hoy
La voz de la enfermedad 
¿Debo empezar una terapia?
Papá

7 sept. 2018

Papá

¿Ser mi propio padre?
Cuando somos niñas, se esperaría de nuestras cuidadoras que nos validaran en todas nuestras posibilidades para despertar de adultas la capacidad de validarnos en toda nuestra vulnerabilidad. Pero a veces eso no es posible y capacidades innatas en cada una quedan sin desarrollar, e incluso negadas e escindidas de nuestra personalidad.

Por ejemplo: Yo, Sergi, soy el que nunca va a viajar solo, porque sin duda se perderá o no se sabrá defender por sí mismo. Por lo tanto yo, Sergi, soy el que se supeditará a los sueños de las demás para compensar el no hacerme cargo de los míos.

El hecho que sintamos una resistencia enorme hacia ciertos aspectos posibles (viajar, separarnos, estar solas, fracasar, etc.), nos muestra ciertamente que en nosotras hay un deseo enorme de vivir estas experiencias.

Curiosamente, la vida nos lleva a hacer todas y cada una de las cosas que nos decíamos que seríamos incapaces de llevar a cabo. Los miedos de cada una son el destino de cada una, porque representan las partes escindidas y negadas de la personalidad. Nuestra alma psíquica siente añoranza de aquello que le pertenece, y hará todo lo posible para recuperarlo y llegar a conocerse a sí misma. La vida te lo trae.




Uno de mis sueños de pequeño era ver ballenas, pero sin un papá que me llevará de la mano, porque yo, Sergi, no sé manejarme, ese deseo había quedado olvidado y enterrado debajo de todas las excusas que me doy cada vez que no enfrento aquello que me da miedo.

Si me lo hubiera propuesto como un golpe de efecto o como una demostración a mí mismo no lo hubiera conseguido de lo asustado que estaba. Pero el trabajo de agenciamiento afectivo me ha permitido encarnar estos días a un papá comprensivo, que toma iniciativas, es honesto, asume costes, se equivoca, sabe cuando decir que sí y cuando decir que no, o al menos lo intenta. Además he descubierto que ni se me da tan mal ni resulta algo tan excepcional.

"Wild Wild Country" (M. Way, 2018)
Estuve pensando que en nuestra recuperación solemos ampararnos bajo el ala de un patrón paternal, como seria la imagen del profesional, del Poder Superior, de figuras como Osho, o la persona que hayamos escogido para que nos haga de papá, o sea, "el que me defenderá", que después acaba siendo "el que tengo que defender". Somos capaces de hacer lo que sea para sentirnos protegidas y ser parte de la fuerza y el respeto que infunde este arquetipo. No hay nada más doloroso para alguien que pensar que tiene unos progenitores débiles.

En mi práctica diaria del Solo por Hoy, estoy utilizando la formula "A cada capacidad en mí" en vez del Power greater (Poder superior) al que se invoca en el programa de Alcoholics Anonymous. La idea de Poder tiene atributos patriarcales, señala a una verticalidad, cuando por contra, el Amor, culturalmente nos puede sonar a debilidad. Mientras que al Poder Superior lo podemos encarnar en una imagen poderosa o en una actitud de importancia personal ("porque yo lo valgo"), al desarrollo de una capacidad no se la puede personificar ni nos la podemos apropiar externamente, porque no se refiere a un sujeto o una entidad, sino a un proceso en curso, a una disposición que siempre estuvo ahí y que en cada momento tenemos la posibilidad de actualizar.

Es el desarrollo del amor incondicional in situ, en cada momento, solo por hoy, de eso que siempre ha estado en mí pero escindido, negado o desatendido, lo que me ha llevado, no meramente a hacer lo que jamás pensé que haría y que no deja de ser algo anecdótico, sino a hacerlo amorosamente, asumiendo costes sin pretender buscar compensaciones, instaurando un modo de confianza en mis capacidades que permita vivir en vez de sobrevivir.

© 2018 Sergi Ferré Balagué


Sigue leyendo nuestro libro "La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo"

Artículos relacionados:
El compromiso real
Emperador vs. Emperatriz: Eternamente inocentes
¿Debo empezar una terapia?
Relaciones narcisistas