3 oct. 2017

Superar la inocencia: Denunciar la violencia

El amor es política
Nunca las leyes ni el cómo deberían ser las cosas se deben poner por delante del deseo de autodeterminación de las personas. Es obvio que este choque de trenes que actualmente hay entre el Estado de España y el Govern de la Generalitat se produce debido a intereses contrapuestos. Reconocer la existencia de esos intereses y por tanto el derecho legitimo de defenderlos en un verdadero diálogo político, representa la pérdida de la inocencia ("si soy buena... si estoy al lado del poder... si saco partido de la situación... las cosas me irán bien").

Hay una parte en nosotras que quiere que nada cambie, que todo siga como cuando éramos pequeñas, que nuestros deseos y ilusiones continúen vigentes aun después de tantos años. Esta parte desea sentirse importante, cada vez más y más hinchada, tener la razón en todo, controlar la situación, ser incuestionable.

Manifiesto de denuncia contra la violencia 1Oct
Luego hay otra parte de nosotras que pide pensar y crear constantemente nuevas realidades, otras posibilidades y miradas hacia las cosas. Esta parte desea aquello que la hace sentir viva, busca el desafío y la continua construcción de una identidad que siempre va más allá de nuestra zona de confort.

¿Cómo cohabitan estas fuerzas? ¿Nos sentimos ante un choque de trenes interior? Encontrar un diálogo que legitime y de importancia a todas las partes es crucial. No hay una voz insignificante por pequeña o disparatada que parezca. Precisamente aquello de nosotras que menos nos gusta no va a desparecer con solo cerrar los ojos, y mucho menos con intentar oprimirlo, sino que nos va a condenar a una vida de soledad, obsesión y neurosis.

Denunciamos la violencia en nuestras calles, en nuestras casas, en nuestras relaciones, en nuestros cuerpos ¡Es preciso que empecemos a dialogar ya! Y es necesario que tengamos la humildad par aprender a hacerlo.

Superar la inocencia ciega empieza porque podamos denunciar abiertamente esta violencia tanto en las calles como en nuestra propia intimidad.

Sergi Ferré Balagué
gaede@gaede.cat

No hay comentarios:

Publicar un comentario