25 mar 2021

¿Cómo el coronavirus ha cambiado la manera de entender nuestras relaciones?

Según un estudio, identificamos aspectos "positivos" y "negativos" del confinamiento sobre la salud mental y la manera de relacionarnos con los demás.

Efectos del covid en la autoestima y relaciones afectivas

Efectos "positivos" 

Según el estudio de Castellini et al. (2021) sobre el impacto del confinamiento por la pandemia en la salud mental, para algunas personas, debido a su historial previo, el aislamiento social ha tenido un efecto “positivo” al reducir su exposición y por lo tanto la sensibilidad interpersonal. Afirma que «permitió describir una tendencia opuesta a interiorizar la sintomatología y el malestar interpersonal» y que «se podría especular que para las personas vulnerables, los estresores sociales reducidos podrían disminuir la ideación paranoica.» Por lo tanto, ha supuesto un cierto alivio en los casos en que la persona sufre a la hora de relacionarse y medirse con otras personas (PAS, codependencia, TLP, etc.).


 Efectos "negativos" 

A la vulnerabilidad preexistente en cada persona, se ha añadido la vulnerabilidad a la que todas nos hemos visto expuestas debido a la pandemia. El mismo estudio afirma que «la ansiedad fóbica y los síntomas depresivos aumentaron durante el confinamiento», ya que «las personas con rasgos psicopatológicos preexistentes eran más propensas a percibir un deterioro de su estado mental inducido por el covid-19». Por lo tanto, en el aspecto intrapersonal (en la relación de la persona consigo misma) ha supuesto un agravante.


 Efectos "positivos" en las relaciones afectivas 

Según los investigadores, «en cuanto a las relaciones románticas, tener pareja era un factor protector contra los deterioros autopercibidos». En este caso, si se trata de una relación funcional, ha servido de defensa frente a patologías psicosomáticas y una oportunidad para reconfigurar la manera de relacionarse. El hecho de descubrir que somos más vulnerables de lo que creíamos, que nuestra vida puede detenerse a merced de los medios de comunicación y las decisiones políticas, nos ha llevado a cuestionarnos profundamente sobre las mismas estructuras sociales en las que antes nos apoyábamos.


 Efectos "negativos" en las relaciones afectivas 

En cambio, si la relación estaba tocada de algún modo, el efecto ha sido contraproducente: «El distanciamiento social, el aislamiento personal, la convivencia forzada con la familia ha podido exacerbar las interacciones adversas entre los miembros de la misma». Esto se ha visto espoloneado en los casos en que se han informado de perdidas económicas importantes. Pero también, aunque la relación funcionara, el «no poder ver a la pareja se asoció con un aumento de los conflictos relacionales, comer en exceso, usar redes sociales y utilizar drogas para controlar el estrés». Más que nunca nos hemos relacionado con los demás, e incluso con nosotras mismas, a través de los medios de comunicación ¿Cómo nos ha afectado esto?

 Cuestionario 

Permítenos conocer tu experiencia personal: 
¿Cómo ha sido en tu caso?


La primera parte trata de cómo te mantenías informada de lo que estaba pasando, y la segunda, sobre tu estado emocional en este último año.

Solo te tomará unos minutos y te va a ayudar a hacer balance de lo que ha supuesto para ti estar en relación contigo misma a través de los medios de comunicación. Tomar conciencia nos va a ayudar a desarrollar un sentido crítico.

Más abajo te explicamos el proyecto en detalle, y si deseas más información puedes consultar este enlace.

Associació GAEDE cuenta con el apoyo del Departament de Salut de l'Ajuntament de Barcelona. Si tienes una consulta sobre este estudio, puedes escribir a admirizomaredes@gmail.com

Gracias por tu participación 🌻



 Efectos relacionados con los medios de comunicación 

«La pandemia del coronavirus se tiene que considerar como una nueva forma de estrés o experiencia traumática». En el estudio, por ejemplo encontramos que «La relación entre los síntomas de estrés postraumático y la alimentación excesiva, se puede interpretar como una estrategia de afrontamiento disfuncional para gestionar estados emocionales aversivos que surgen del aislamiento de la cuarentena». 

Esto también afecta a las relaciones que establecemos no solo con las demás, sino también con nosotras mismas y con el mundo en que vivimos a través de los medios de comunicación: «La información agobiante sobre la pandemia covid-19 podría perpetuar la sensación de peligro e incertidumbre entre las personas (...) la carencia de claridad de los medios de comunicación y la escasa transparencia de los agentes sanitarios y gubernamentales pueden aumentar la sensación de miedo». 

De ahí que la Associació GAEDE nos hemos unido con el proyecto Rizoma Redes para impulsar el Estudio Infodemia 2021 al que te invitamos a participar. Se trata de responder a unas preguntas sobre cómo has vivido personalmente las transformaciones que hemos experimentado en nuestro entorno debido al coronavirus.

En base a tus respuestas, elaboraremos un estudio para que podernos hacer consientes de estos cambios comunitarios, que cada una va a experimentar de manera particular. Posteriormente, publicaremos los resultados y realizaremos un taller abierto donde podrás participar si lo deseas. El objetivo es encontrar la manera apropiada de acercarnos a todo lo que nos ha pasado. Gracias por estar aquí.


Participa de los resultados.

Tu participación nos va a permitir un ejercicio de autoconciencia conjunta para entender el momento que estamos viviendo.

La manera en que nos relacionamos con las demás, con la vida y con nosotras mismas, pasa a través de las ideas que hay vigentes en cada momento ¿Cómo aprender a cuidarnos? ¿Cómo poner límites al miedo y la soledad cuando estos se ven alimentados por el aislamiento? ¿Cómo afrontar la pandemia teniendo en cuenta nuestra propia sensibilidad e historia de vida? ¿Qué secuelas puede dejar en nosotras?

En cuanto la normativa sanitaria lo permita, propondremos una sesión abierta en el Ateneu l'Harmonia (Barcelona), transmitida también de modo virtual, para dar a conocer los resultados de la encuesta en que has participado. Más adelante anunciaremos las fechas. Gracias.

A cargo de: Roberto Sánchez Reina (investigador) & Sergi Ferré Balagué (terapeuta)

Para cualquier consulta o solicitud, escríbenos a gaede@gaede.cat



Terapia + AQUÍ

Grupo + AQUÍ 

Cursos + AQUÍ

GAEDE atiende vía online en todo el mundo, y presencialmente en Amposta y Barcelona. Contacto: gaede@gaede.cat


Referencias: 

Castellini, G., Rossi, E., Cassioli, E., Sanfilippo, G., Innocenti, M., Gironi, V., Silvestri, C., Voller F. & Ricca, V. (2021). A longitudinal observation of general psychopathology before the COVID-19 outbreak and during lockdown in Italy. Journal of psychosomatic research, 141, 110328. https://doi.org/10.1016/j.jpsychores.2020.110328

4 mar 2021

La ruptura de pareja en la dependencia emocional

La ruptura de una pareja con dependencia emocional, se presenta desde dos aspectos distintos:

1. Un sufrimiento desmedido (adicto al amor)

2. Una desapegada frialdad (adicto a la evitación) 

En ambos casos, hablamos de personas codependientes, pues ambas dependen de asegurarse el amor de la otra y para ello utilizan distintas estrategias. Se necesitan a tal extremo que entre ellas no puede surgir afinidad, pues se vuelve urgente ejercer alguno tipo de control, ya sea moral o efectivo.

Estas reacciones extremas no se dan solo en la relación entre personas, sino principalmente en la relación de cada persona consigo misma. En el ámbito intrapersonal, distinguimos patrones intercambiables:

1. Una crítica mordaz hacía sí misma / ausencia absoluta de autocrítica.

2. Indiferencia hacia sus necesidades / exigencia de cumplir con sus propias expectativas.

A mi consulta acuden personas porque padecen dependencia emocional, pero eso no las persuade de seguir con sus relaciones. La demanda inconsciente es poder "curarse" para así evitar la temida ruptura.

Pero en realidad, el miedo al abandono por parte de la pareja, es el reflejo de un miedo mucho más profundo y con más imbricaciones. Es el miedo a que si dejara de interpretar ese papel, saldrían a la luz aspectos mucho más sombríos, considerados inaceptables, que permanecen custodiados con profunda vergüenza.

Para constelar la curación hay que crear el contexto en el que esta se pueda dar. La persona no lo puede hacer a base de su empeño y buena voluntad, porque es precisamente su voluntad la que está tomada por aspectos neuróticos que solo buscan subsistir.

Si observas la imagen que ilustra el artículo, verás como el ego derrocado se encuentra encarado con la realidad, que se presenta de manera dramática. Parece que la bufona disfruta con el sufrimiento de la reina, parece olvidar que son la misma cosa. Es frecuente que esto se de en casos de dependencia emocional, donde la persona queda atrapada en juicios y categorías muy rígidas.

Pero ahora hay un espejo entre ambas, donde cada puede ver su propio rostro cuando mira hacia la otra. Reconocen entonces la proyección de sus propios valores prestablecidos. Por primera vez, tienen la oportunidad de entender su modo de vida, y en esa misma comprensión, abrazar a la persona que ya están siendo. 

Pero esto es raro que ocurra. Es importante recordar que no se trata de una decisión personal, sino de una manera de ver las cosas que tiene agarrada a la persona. En mi libro La revolución afectiva, desarrollo ampliamente este tema.

Iniciar una terapia especializada es el primer paso para la curación, porque una no puede salirse de sus presupuestos por sí misma, sino convencerse cada vez más de estar atrapada en su propio cuento. 

Sergi Ferré + info AQUÍ
Terapeuta

Terapia + AQUÍ

Grupo + AQUÍ 

Cursos + AQUÍ

GAEDE atiende vía online en todo el mundo, y presencialmente en Amposta y Barcelona. Contacto: gaede@gaede.cat

17 feb 2021

El autoengaño en la dependencia emocional

¿Por qué justifico y alimento relaciones que me generan sufrimiento? ¿Por qué sigo esperando que lo que me condena, me salve?

Para reflexionar sobre el autoengaño, nos basaremos en esta imagen que retrata una situación de confesión: La mujer de la izquierda se muestra como una persona sabia, rígida, apoyada en un libro donde tiene escrito cómo deberían ser las cosas. La otra, con actitud humilde, se quita el sombrero y se prostra de rodillas.  La primera representa valores preestablecidos, y la segunda, es quien tiene que rendir cuentas por ellos. 

La mujer de la izquierda representa los ideales (ser buena o mala, amada o abandonada, dependiente o independiente, etc.) con los que la otra es juzgada. La primera no tiene miedo pues se siente segura de sí misma, pero es solo porque tiene los ojos cerrados y no está observando la realidad directamente. Se encierra su convicción de que lo que siente es LA verdad. En cambio, la otra está con los ojos abiertos, avergonzada por no encajar con las expectativas. Resumiendo: Para ser feliz hay que cerrar los ojos y reforzar mis creencias, porque si los abro y me entrego a la realidad, será terrible.

Esta imagen nos presenta dos bandos irreconciliables, que al mismo tiempo se retroalimentan, pues uno no podría ser sin el otro. Son las dos caras de la misma moneda, que plantean el tema de que la vida es un juicio constante. Mirando a través de estas gafas, una se pregunta ¿soy buena, válida, merecedora? ¿Merezco ser amada, perdonada, salvada? ¿Me estoy esforzando lo bastante?  ¿Soy culpable de que me me sienta como me siento y de que las cosas no vayan como deben ir?

Pero hay una satisfacción en todo esto: Una puede aspirar a ser redimida, llegar a ser pura y alcanzar la gloria. La cual cosa proyecta una sombra terrible: Ser constantemente condenada, indigna y hundida en la miseria. Eso hace que la persona se perciba dividida, como si hubiera dos realidades:  La divina, que solo existe si cierra los ojos, y la mundana, que vive atormentada al ver las cosas como son.

Es ahí donde con una terapia adecuada, se puede intercambiar el sentido de la confesión, y que la mujer que ostentaba el saber absoluto le admita a la otra que eso es mentira, que no existe un cielo como compensación del infierno en el que vive. La pregunta entonces será ¿Estará la segunda dispuesta a escuchar y permitir el derrumbe de esa farsa a la que posiblemente le había dedicado toda su vida?  En ese momento dejan de ser dos, y la persona deja de vivirse dividida, atormentada, diferente al resto.

Acabo de retratar un proceso doloroso que se da en el tratamiento de casos de neurosis, dependencia emocional o adicciones. No es que la persona se autoengañe, sino que vive sometida a unas ideas engañosas que no puede ni creerse ella misma. La persona hace todo lo que puede, pero mientras no revise esas creencias que se presentan como la verdad absoluta, no tendrá paz.  La terapia se hace a las ideas, no a la persona.

Sergi Ferré + info AQUÍ
Terapeuta

Terapia + AQUÍ

Grupo + AQUÍ 

Cursos + AQUÍ

GAEDE atiende vía online en todo el mundo, y presencialmente en Amposta y Barcelona. Contacto: gaede@gaede.cat