Entradas

Mostrando entradas de enero, 2020

Crítica al amor romántico

Imagen
Fragmentos seleccionados del libro "Regreso al Amor" de Marianne Williamson (1992), que suponen una crítica al amor romántico. El "todavía sin..." del romanticismo «No hay diferentes clases de amor. No hay una clase de amor entre madre e hijo, otra entre amantes y otra entre amigos. El amor real es el que está en el corazón de todas las relaciones. Ese es el amor (...) el cual no cambia con las formas ni con las circunstancias (...) Cuando no tenemos ninguna relación de pareja, el ego nos hace creer que si la tuviéramos, todo sufrimiento desaparecería. Y sin embargo, cuando una relación de pareja perdura termina por hacer aflorar a la superficie una gran parte de nuestro dolor existencial (...) Las relaciones no necesariamente nos libran del dolor. Lo único que nos "libra del dolor" es sanar de aquello que nos lo causa (...) ¿Cuántas veces he tenido que preguntarme si lo que quería era que "él" estuviera en paz o que me llama

No hay error, sólo hay realidad

Imagen
Respuestas de Wolfgang Giegerich a preguntas de Enrique Eskenazi en el 2008 sobre psicología analítica. Con agradecimiento a Enrique por habérnoslas compartido en su curso Reflexiones sobre el alma. He distinguido con cursiva los comentarios que este último hizo en clase. Mi trabajo como psicólogo comprometido con la psique objetiva consiste en ver el alma tal como opera en los procesos reales, sin tomar en cuenta si son "saludables" o "patológicos", "buenos" o "malos". Sólo puedo preocuparme por cómo son las cosas, no por cómo deberían ser las cosas. Respecto a mis pacientes reales, así como a nuestra historia real –la historia de Occidente– , no puedo darme el lujo de desarrollar mis propias ideas acerca de lo que habría sido correcto o lo que habría sido un desarrollo equivocado. Aquí la cuestión no se trata de opiniones subjetivas ni de teorías metafísicas sino de pensar lo real. Mi trabajo consiste en intentar decir lo que, en

Matar al niño dragón: Sobre la configuración neurótica

Imagen
Un artículo de Sergi Ferré sobre la destilación de la configuración neurótica y el nacimiento del hombre o mujer a la conciencia de haber nacido como tal. Un ego que nació sin nacer, que habla de sí mismo mirando hacia otro lado, que no entra en su piel para evitar ser herido, y que además, lo hace por unos principios que ya no importan a nadie, porque quedaron obsoletos y ya solo él recuerda que alguna vez fueron deseables, pero que eso ya pasó y ya no hay reparación posible. Lo que pasó, pasó. La herida fue real y nunca hubo posibilidad de otra cosa. En este reconocimiento, en esta apertura a la tremenda desilusión de que ya no hay nada ahí de lo que se esperaba, está el treceavo paso. Uno cayó en la negación para sobrevivir de que la verdad no podía ser esta. La neurosis entonces surgió de una mentira piadosa, de algo que no es real pero que conviene escuchar. Pero lo que no es real, no solo es mentira, sino que no cambia la verdad, y la persona lucha contra molinos de v

El treceavo paso: Romper la configuración neurótica

Imagen
Una reflexión de Sergi Ferré sobre la ruptura de la estructura neurótica, tras el paso por los doce pasos de recuperación de adicciones y dependencias afectivas (AA, CoDA, etc...) No quiero vivir. No quiero morir. Vivir me angustia. Morir me aterra. Estoy atrapado. No pedí esto. Atrapado en el limbo. Solo puedo seguir anestesiándome con fantasía compensatoria. Nunca dejaré de hacerlo, ahora lo sé. Vivo preso de la neurosis. Nunca despertaré. Nunca seré libre. ¿Por qué a pesar de todo no me creo? ¿No debería estar llorando ahora que sé que nada de lo que amo existe? Observo como las palabras no consiguen traspasar mi coraza ¿O es que quizás no estoy aquí donde creo? Estoy enamorado de un absoluto. Aun fabulo con la idea de llegar a ser alguien importante. Solo despertaré cuando mis sueños inalcanzables se cumplan. Hay que estar muy enfermo para comprar esta mierda. Nada de lo que piense, diga o sienta, tienen ningún valor. Yo lo sé, el mundo lo sabe, pero aun puedo

Romper la estructura neurótica

Imagen
Resumen de Sergi Ferré de la charla "La adicción como enfermedad metafísica", impartida por Josep Vila en marzo del 2014 en el Col.legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya. Al final del artículo se puede escuchar la intervención completa. En la adicción, el sufrimiento es tan potente que no nos permite pensar la lógica del fenómeno. He aquí una invitación. Primera parte. La vida es un ir muriendo, por lo tanto, la muerte es la apertura que posibilita la vida como la vivencia de cualquier posibilidad. El "muriendo" significa vivir. Si no se puede dejar atrás, no se puede vivir. Si uno quiere apartarse del "muriendo", cae en la neurosis, representando en tu mente la obra de teatro del no poder dejar atrás. Pero si se puede vivir, justamente porque se va presentando, la vida lo va dejando atrás. La adicción es la manera en que se está presentando algo que de alguna manera ya pasó, pero que está viniendo continuamente. La adicción como fenó