18 may. 2020

La Dependencia Emocional en tiempos del Covid-19

Sentir no es pensar
Un artículo de Sergi Ferré sobre terapia especializada en relaciones afectivas y dependencia emocional.

Somos personas que nos obsesionamos con controlar la realidad debido a que nuestras emociones se basan en patrones muy estrictos sobre cómo deberían ser las cosas. Pero en una sociedad del consumo, basada en lo que te falta y no en lo que tienes, ¿quién no es así? 

A algunas, el estado de alarma nos ha dado un respiro: Ahora no es el momento para que las cosas sean como deberían ser, aún no, no depende de mí, etc. A otras, nos ha privado de los mecanismos de validación exteriores (trabajo, relaciones, etc.), y hemos regresado al miedo por la incertidumbre, la impotencia y la perdida: ¿qué será de nuestras vidas? ¡Tenemos que compensarlo!

El encierro en casa nos ha recordado al cerrazón en nosotras mismas. Pero el hecho de que todo el mundo acabe recluyéndose, no desactiva las razones por las que nosotras lo hacemos: ¿Cómo nos relacionamos con la realidad? ¿Con qué criterios llegamos a conclusiones sobre lo que está bien o está mal? ¿Se corresponde mi desazón con un personaje con el que me identifico previamente a cualquier circunstancia? Comerse el coco no es pensar.

Ponernos etiquetas no es entender
Aislarnos cuando todo el mundo se aísla, puede aliviar nuestra auto-crítica, pues desaparece el marco exterior en el que escenificaba el juicio hacia nuestra persona. No olvidemos que la dependencia emocional se hace fuerte precisamente cuando pasa inadvertida, cuando encuentra razones para justificar nuestro sufrimiento.

Cuando auto-conocimiento, auto-estima, auto-desarrollo, quiere decir sola con una misma y separada de todo lo demás, nos confinamos en un contexto en que yo decido lo que debo saber, lo que debo amar y lo que debo creer. Solo tengo que adecuarme a ello. 

Nuestro talón de Aquiles siempre ha sido el otro entendido como aquello en mi vida ante lo que no puedo ejercer control. Frente a esto, un yo excesivamente cargado de importancia personal asume todo el peso. Lo que siento es real, como también son reales los factores psíquicos que me llevan a sufrir, que no dependen de mí.

Evitar ponerme en juego no es confiar en mí mismo; no contrastar mis ideas no es confiar en mí mismo; limitarme a lo que siento sin aspirar a una verdad compartida por todos y no solo por los que sienten como yo, no es confiar en mí mismo. Esto es solo querer confiar en mí mismo, pero no hacer el camino real.

GAEDE ofrecemos un servicio terapéutico especializado en casos en que las relaciones afectivas comportan un sufrimiento inusual, como dependencia emocional o adicciones derivadas. Nuestra metodología se basa en aprender a pensar la realidad a través del vínculo de confianza con la terapeuta: Entender lo que la codependencia nos enseña sobre nosotras mismas en el marco de nuestras vidas.

Para ello proponemos sesiones individuales especializadas, actualmente online, así como cursos temáticos online y un grupo de agenciamiento afectivo. Estamos en Barcelona, Amposta (Terres de l'Ebre, Tarragona), y ONLINE ahí donde te encuentres.

Escríbeme a gaede@gaede.cat comentando brevemente tu caso.

3 comentarios:

  1. Hola Sergi, es verdad que con el confinamiento yo me he vuelto mas reflexiva, he tenido mucho tiempo para "pensar" en lo que ha sido mi vida y creo que he rescatado cosas de mi niña interior que antes no valoraba, tengo que reconocer que el aislamiento me ha sentado bien, estoy escribiendo una especie de relato/historia de mi vida, yo lo llamo "MI AUTOBIOGRAFÍA",me suena gracioso pero si no escribo sobre mis vivencias, entonces sobre qué o quién voy a escribir? la vida de los demás no me es relevante, aunque sigo con mis inseguridades las llevo mejor y espero, anhelo y necesito que termine todo esto para seguir visitándote. un beso y un abrazo bien grandes como tú. Lucía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lucia.

      Aplaudo tu iniciativa. Interesarte por la verdad tal como se manifiesta en tu vida, hará que te intereses también por la verdad del mundo, de los demás, pues descubrirás que se trata de la misma verdad.

      Relatar tu vida te va a ayudar a definir los relatos y los roles aun vigentes, que son ese factor común que se da en la manera en que nos tomamos las cosas.

      Gracias por compartir. Nos vemos pronto.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Hola Sergi, bien pronto... un besito y gracias mil por tu respuesta, como siempre, llena de sabiduría. Lucía

      Eliminar