8 ago. 2019

¿Qué es la codependencia?

La codependencia es un grave problema que deviene de estar obsesivamente involucrado en los problemas de un adicto. Los codependientes se caracterizan por estar tan preocupados y absorbidos en tratar de rescatar, proteger o curar al adicto, que encaminan sus propias vidas hacia el caos, en el proceso. El adicto tiene una adicción a algún alterador del estado de ánimo, mientras que el codependiente tiene una fijación al adicto.

La codependencia, fenómeno habitualmente observado entre los miembros de la familia (padres, cónyuges, hermanos) de los adictos, debe distinguirse de la respuesta normal ante una crisis temporal de las personas que se preocupan auténticamente por el adicto y tratan de brindarle ayuda, aunque a menudo sin éxito. La codependencia se produce cuando la ayuda tiene el efecto contraproducente de lesionar tanto al "ayudador" como al adicto, pero el que ayuda persiste igualmente en su conducta.

Los codependientes quedan atrapados en un círculo vicioso. Es un circuito adictivo en que los esfuerzos bien intencionados de ayudar no hacen sino perpetuar el problema al facilitarle las cosas al adicto, aunque todas las alternativas parezcan ser más atemorizadoras o lesivas.

1. En la codependencia, el principal móvil de la conducta de un individuo está determinado por el adicto, y no por él mismo. El codependiente vive reaccionando ante el adicto, más que actuando por propia iniciativa.

2. La codependencia es una adicción en sí misma. El codependiente se ha vuelto adicto a la persona adicta, así como ésta se ha vuelto adicta a la droga o actividad alteradora del estado de ánimo. La codependencia tiene los mismos síntomas que otras adicciones: obsesión, pérdida de control sobre la conducta, persistencia en la conducta codependiente pese a sus efectos negativos y negación de que la conducta de uno constituya un problema.

3. La codependencia, como otras adicciones, es progresiva. A menos que se la trate, se agrava.

4. El mayor riesgo de incurrir en la codependencia lo corren los individuos que ya sufren de una falta de autoestima y que buscan que buscan a través del adicto (o de otras personas, en general) confirmar su propio valor. Los hijos de adictos, así como los que han sido objeto de abuso sexual o físico, son los principales candidatos de desarrollar problemas de codependencia.

5. La codependencia es fomentada, en cierta medida, por nuestra cultura. La esposa que se ocupa de reparar los daños provocados por su marido alcohólico, por ejemplo, encubriendo el problema, a la vez que mantiene económicamente y emocionalmente unida a la familia, suele merecer la admiración de otros familiares y amigos. La gente puede decir de ella: "¡Es una santa!". Su ilusión adictiva de ser todopoderosa y tener todo bajo control contribuye a apuntalar su propia y endeble autoestima.



Codependiente


Adicto
Elude sentimientos dolorosos al centrase en el adicto.

Elude sentimientos dolorosos al usar una droga o actividad.
Sus estados de ánimo dependen de la conducta del adicto. Sus estados de ánimo dependen de los efectos de la droga.
Emplea de forma creciente la negación para mantener la creencia ilusoria de que “todo está bien”. Emplea de forma creciente la negación para mantener la creencia ilusoria de que su uso de la droga está “bajo control”.
Desarrolla tolerancia a la conducta del adicto; lo que antes le resultaba chocante ahora le parece normal y tolerable. Desarrolla tolerancia a la droga; cada vez requiere mas cantidad para obtener el mismo efecto.
La conducta y los asuntos del adicto se convierte en una preocupación absorbente. Conseguir y usar la droga se convierte en una preocupación absorbente.
La obsesión con el adicto lo lleva a aislarse y distanciarse cada vez más de otras personas. La obsesión con la droga lo lleva a aislarse y distanciarse cada vez más de otras personas.
La vida se le vuelve ingobernable; pierde el control sobre sí mismo y su conducta a medida que la conducta del adicto se convierte en una obsesión. La vida se le vuelve ingobernable; pierde el control sobre su uso de la droga a medida que la droga o actividad se convierte en una obsesión.

*) Han sido fragmentos del libro de A. Washton & D. Boundy (1989): Querer no es poder: Cómo comprender y superar las adicciones. Ver bibliografía completa.


La Associació GAEDE surge de la necesidad de ofrecer terapia especializada en codependencia o dependencia emocional. Para lo cual proponemos sesiones individuales especializadas, así como un grupo de agenciamiento afectivo en el cual trabajar los vínculos que establecemos, no solamente con otras personas, sino también con la vida y con nosotras mismas. Si sigues los enlaces habilitados te llevarán a ampliar la información en cada caso.

Atención presencial en Barcelona, Amposta (Tarragona), y terapia online en español o catalán a través de skype.

Otros artículos relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario