15 jun. 2017

Tres cosas buenas para superar la Dependencia Emocional

Querida/o,

Te escribimos de la asociación GAEDE porque en algún momento nos has contactado por el tema que nos ocupa, la dependencia emocional.

La dependencia emocional se detecta por un sufrimiento inusual y recurrente entorno al estar o no en una relación afectiva. Al principio, las que lo vivíamos no entendíamos que nos estaba pasando, pensábamos que éramos débiles o que estábamos locas, y nos sentíamos aisladas en nuestra propia idea del mundo.

Empezamos creando grupos según el modelo de "Las mujeres que aman demasiado", ese libro que leímos en los 80, y en el que nos sorprendimos reconociendo nuestra propia historia. Finalmente resultaba que no estábamos "locas", sino que teníamos un problema compartido por tantas otras personas valientes, del que incluso se empezaba a escribir.

Es duro reconocer que se padece una dependencia emocional. Se necesita una gran dosis de valor, pues el primer paso es asumir que se es impotente ante esta situación, que es justo lo que no hacemos porque esto seria asumir que no tenemos el control sobre la misma, y eso no solo nos da mucho miedo sino que incluso nos parece intolerable.


Las personas que llegan a solicitar una ayuda especializada tienen mucho ganado ya, pero tantas veces el objetivo no es el de un auténtico cambio, que supondría cuestionar sus deseos e incluso su propia identidad, sino coger ánimos para seguir insistiendo en lo mismo. 

En realidad, este querer y no querer que nada cambie, el pretender mantener el control sobre la situación, es lo que alimenta la obsesión, derivando en una una patología muy grave que genera elevados niveles de ansiedad.

Generar un marco de comprensión específica, un tratamiento especializado y unas acciones de prevención eficaces, son los objetivos que venimos batallando desde el principio.


Después de una época en que no teníamos otra que reunirnos en bares (algunas que recibís este correo bien lo sabéis), pasamos a asociarnos para crear un recurso distintivo con el que poder no solo tratar el tema, sino también reflexionar sobre él.

Actualmente te escribimos para invitarte a participar en tres cosas buenas que queremos compartir con todas las personas que nos han dado vida, ya sea escribiéndonos, participando en terapia, o sencillamente deseando terminar de una vez por todas con la dependencia emocional.


1) Proceso participativo. Hemos recibido una propuesta de subvención por parte del Departament d'Educació de l'Ajuntament de Barcelona. Antes de aceptarla necesitamos saber si podemos gestionarla y para qué destinaríamos ese dinero, y por eso hemos abierto un proceso participativo en el que nos ayudaría mucho que respondieras a unas preguntas. Más información aquí.

2) Comparecencia en el Parlament de Catalunya. El próximo 27 de junio a las 17:00, nos ha citado un alto órgano de gobierno para explicar cuál es la realidad actual y las necesidades de las personas que padecemos dependencia emocional ¿Qué quieres que les digamos? ¿Nos acompañas? Más información aquí.

3) Mantengamos el contacto. Queremos crear una lista de correo para mantener el contacto con todas las personas que deseen seguir informadas sobre nuestras actividades. Nos comprometemos a reducir el número de envíos a lo imprescindible, y por supuesto, en el momento que no quieras seguir recibiendo más nos mandas "Baja" y te sacaremos de la lista. Si ahora deseas que te incluyamos, mándanos "Alta" y así lo haremos.

Gracias por estar aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario