14 jul. 2018

Personas Altamente Sensibles en Barcelona

GAEDE es el grupo de desarrollo psicoafectivo en atención a la dependencia emocional y a personas altamente sensibles (PAS), en Barcelona, Amposta (Tarragona), Buenos Aires, y online (vía skype)

Entre el 50 y el 60% de la población tenemos una configuración afectiva insegura o evitativa. Si además la persona es altamente sensible (P.A.S.) el riesgo a sufrir dependencia emocional en alguna de sus formas es mucho mayor. Puedes realizar un test siguiendo este enlace.


¿Cómo somos las PAS?

Personas intuitivas y empáticas, muy porosas a las críticas y los estímulos del entorno, y por eso que necesitamos espacios de soledad para no desestabilizarnos. Si alguien nos hace daño caemos en seguida en el abismo, por eso tenemos tendencia a la inhibición, la introversión, la timidez, el miedo a perder el control. Nuestras características básicas (Aron, 1996) son:

1. Profundidad de procesamiento.

2. Sobreestimulación debido a la profundidad de procesamiento.

3. Reactividad emocional y empatía.

4. Mayor sensibilidad a estímulos.

Un sistema neurosensorial refinado está asociado al desarrollo de estrategias evolutivas de supervivencia. Pero en una cultura en que la sensibilidad es sinónimo de debilidad y donde se rechaza a las personas "diferentes", se acaba interiorizando la idea de no ser la persona apropiada, la que se debería ser, y por lo tanto una puede recriminarse que debería ser más contenida, más fría, más resolutiva. No te afecta solo el modo con que te tratan (condicionante exterior) sino sobretodo con el que llegas a tratarte a ti misma (condicionante interior), que es el factor que en mayor medida determina tu experiencia.

Necesitamos poner límites en concordancia con nuestro nivel de tolerancia a la estimulación, para aprender a confiar en nosotras mismas y en el mundo. Ser más sensibles de entrada no nos vuelve más comprensivas de entrada. De hecho, podemos llegar a ser muy reactivas emocionalmente, lo cual nos puede llevar a ser muy inseguras y susceptibles, pero también orgullosas, inflexibles o inestables.

«Tras el perfil de las personas altamente sensibles se oculta una urgente necesidad de estima y una visión exageradamente subjetiva de lo que ocurre a su alrededor. Esto explica que el hipersensible pueda reaccionar de forma violenta, hiriendo la sensibilidad de los demás (...) Queremos tanto ser felices que vivimos constantemente con el miedo de no serlo» (E. Aron, 1996)


PAS y dependencia emocional.

Las PAS nos enamoramos con mucha intensidad, generando unas expectativas que nadie puede satisfacer de manera equilibrada. Si no gestionamos esta sobreactivación las relaciones terminan haciéndonos daño.

Tendemos a patrones de cuento-personalidad (Ferré, 2018) que nos llevan a aferrarnos a la primera que nos guiña el ojo en nuestra búsqueda de la persona perfecta, que encaje con todo lo que yo no soy. Tendemos a tipos de apego disfuncionales (inseguro, evitativo, ambivalente), pues deseamos aferrarnos a alguien parecido a quien no nos quiso para "cambiarla esta vez". Pero cualquiera que quiera a una adulta desde las necesidades de una niña, tiene un problema por resolver, porque entonces o te aprovechas o se aprovechan de ti.

«Te has enamorado intensamente cuando, en realidad, ese amor no tiene que ver con la otra persona como con cuánto se ha demorado tu salida al mundo exterior (...) La única manera de protegerse de un enamoramiento tan intenso es estar más en el mundo, no menos. En el momento en que recuperas el equilibrio ves personas que te ayudan a estar tranquila». De ahí que sea recomendable un trabajo de agenciamiento afectivo que te permita establecer tus límites personales y encontrar un amor libre y correspondido.


PAS y TLP

El patrón de Trastorno Límite de Personalidad presenta cierto paralelismo con el de PAS, en expresiones como "pensaba que me iba a volver loca" y la impresión de creerse defectuosa.

En las personas con TLP, «al sentir de forma más intensa, tanto lo positivo como lo negativo se magnifica. Algunos hablan de una especie de "sexto sentido" que les permite saber en qué estado anímico se encuentran otras personas. Por lo tanto, suelen ser más sensibles y tener una gran capacidad empática para comprender las situaciones en las que se encuentran los demás. Esto puede resultar contradictorio, por lo mucho que hacen sufrir a sus allegados en determinadas situaciones ("Cuando está bien es la persona más maravillosa y cariñosa que he conocido, pero cuando está mal se comporta como si nunca hubiera existido nada bueno entre nosotros e incluso da la impresión que nos odia con todo su ser")» (Mosquera, 2004).

El objetivo común es ser capaces de cuidarnos emocionalmente, restableciendo los lazos de confianza con la compañera o compañeras, las personas de tu entorno, la vida en todas sus expresiones, y, por supuesto, contigo misma. «La única manera de tolerar y disfrutar estando en el mundo, es estar en el mundo» (E. Aron).


Grupo de agenciamiento afectivo.

Según Aron, no podemos estar todo el rato intentando protegernos, al final resulta agotador y nos desmoraliza, así que acabamos recluyéndonos cuando en verdad nos necesitamos tanto entre nosotras. El trabajo en grupo nos permite entender que todas tenemos nuestras cosas pero que raras veces el objetivo sea perjudicar al prójimo. No somos tan importantes como para ser el objeto de las acciones de las demás. Qué vayan a hacer, para bien o para mal, posiblemente no tenga tanto que ver conmigo, por lo tanto no soy quien como para hacer predicciones.

Los objetivos del grupo de agenciamiento afectivo, en relación a la dotación de recursos a PAS, son:

- Generar una sujeción segura, una nueva imagen mental de lo que cabe esperar en las relaciones para no sentirse siente amenazada por nuevas experiencias, teniendo en cuenta que la capacidad de "hacer familia" sigue vigente hasta el último día de nuestras vidas.

- Propiciar un espacio seguro donde explorar y poder explicitar el cuento-personalidad (que puede resultar una experiencia dolorosa).

- Acompañar un espacio donde reconocer los efectos de tu sujeción insegura, donde llorar y dejar ir, al tiempo que profundizamos en su significado.

- Formar parte del grupo, aprendiendo de las demás una nueva identidad, ejercitando nuestra energía (mental, afectiva, espiritual).

- Cuidar del cuerpo emocional (bebé), estableciendo límites funcionales y espacios seguros de contención (identificar las alarmas en el momento y aprender a decir que no).

- Disciplinarnos, como nuestra mejor herramienta para encontrar orden en el caos sensitivo, mandándonos un mensaje conciliador y de seguridad a nosotras mismas cuando el nivel de intensidad emocional empiece a subir.


Terapia individual.

Tiene como objetivo estabilizar a la persona y acompañarla en la comprensión profunda de su situación. La terapia interpersonal ecléctica nos ayuda a entender que hay más de lo que vemos, y por lo tanto, no quedarnos atrapadas en nuestras impresiones. Estos son sus objetivos:

- Establecer límites funcionales, asumiendo la responsabilidad personal marcando la diferencia con la de las demás.

- Conversación con el cuerpo bebé emocional a través de la interacción terapéutica.

- Restaurar los vínculos de confianza interpersonales e interiorizarlos al ámbito intrapersonal (la relación contigo misma).

- Aprender a identificar y atender las alarmas a corto plazo para que no deriven en respuestas desestabilizantes a largo plazo (patrones de actuación o inhibición conductual).

- Recuperar el equilibrio y el control del estrés, de los niveles de cortisol y el sistema inmunitario, a través de una sujeción segura («Si tienes frio te abrigas, no te culpas por tener frio, pero si no te abrigas, el frio se te cala y el mundo te parece frio»).

- Aprender a tolerar la frustración («si lo alimentas antes el bebé perderá el contacto con sus instintos, y si se le impide tomar contacto con el mundo no se acostumbrará a él»)

- No repetir la sobreprotección, evitando hacer lo que ahora sí puedes hacer.

- Aceptar la separación como una etapa de individuación de la niña (interior) hacia una identidad íntegra y adulta.

- Cerrar ciclos de patrones adquiridos en situaciones traumáticas que se repiten invariablemente, estrechando cada vez más nuestras posibilidades identitarias (cuento-personalidades).

- Encontrar el propio ritmo, paso a paso, solo por hoy («Me prometió que en ningún momento empujaría más fuerte de lo que yo estuviera dispuesta a soportar»).


«Necesitas de una gran paciencia durante toda la vida, te curarás, pero a tu modo y con la ayuda de algunas cualidades que no hubieras desarrollado si no hubiera sido por la ocasión» ¿Debo iniciar una terapia?


Contacto

gaede@gaede.cat (escríbenos explicándonos brevemente tu consulta o demanda)

Sede en Barcelona - C/ Sant Adrià, 20.

También en Amposta (Tarragona), Buenos Aires, y online (vía skype)


Fuentes

ARON, E. (1996): El don de la sensibilidad. Las personas altamente sensibles. Barcelona. Ed. Obelisco. 
FERRÉ, S. (2018): La revolución afectiva: De la dependencia emocional al agenciamiento afectivo. Barcelona. Ed. Círculo Rojo. Descargar introducción.
GENDLIN, E. T. (1978): Focusing. Proceso y técnica del enfoque corporal. Bilbao. Ediciones Mensajero, S.A.
MOSQUERA, D. (2004): Diamantes en bruto I. Un Acercamiento Al Trastorno Limite De La Personalidad. Madrid. Ediciones Pléyades. 

Más bibliografía aquí +


Sigue leyendo en nuestro libro "La Revolución Afectiva: De la Dependencia Emocional al Agenciamiento Afectivo"

Otros artículos relacionados:
¿Debo empezar una terapia? 
Solo por Hoy
Personas Altamente Sensibles
Grupo de Agenciamiento Afectivo

No hay comentarios:

Publicar un comentario