4 ene. 2020

El treceavo paso: Romper la configuración neurótica

Una reflexión de Sergi Ferré sobre la ruptura de la estructura neurótica, tras el paso por los doce pasos de recuperación de adicciones y dependencias afectivas.

No quiero vivir. No quiero morir. Vivir me angustia. Morir me aterra. Estoy atrapado. No pedí esto. Atrapado en el limbo. Solo puedo seguir anestesiándome con fantasía compensatoria. Nunca dejaré de hacerlo, ahora lo sé. Vivo preso de la neurosis. Nunca despertaré. Nunca seré libre.

¿Por qué a pesar de todo no me creo? ¿No debería estar llorando ahora que sé que nada de lo que amo existe? Observo como las palabras no consiguen traspasar mi coraza ¿O es que quizás no estoy aquí donde creo?

Estoy enamorado de un absoluto. Aun fabulo con la idea de llegar a ser alguien importante. Solo despertaré cuando mis sueños inalcanzables se cumplan. Hay que estar muy enfermo para comprar esta mierda.

Nada de lo que piense, diga o sienta, tienen ningún valor. Yo lo sé, el mundo lo sabe, pero aun puedo crear la imagen de un Dios que haga como si no lo supiera. Todo lo que antes estaba ahí arriba, ya ha aterrizado a modo de ventajas para la vida moderna. El cielo está vacío. Ya nada tiene sentido. Nada por lo que valga la pena morir, nada por lo que valga la pena vivir.

¿A quién le importa si me doy un atracón o lucho por mi sueños? Y aunque a alguien le importara, ¿Y qué? Todo está podrido. Envejezco. Soy un niño envejeciendo. Soy un feto envejeciendo. Soy nueva vida envejeciendo. No recuerdo un solo momento de mi vida que quisiera estar vivo ¿Acaso lo he estado alguna vez?

No puedo desear otra cosa que lo que el alma me manda ¿Por qué, maldita, quieres que me vacíe de toda ilusión, de toda esperanza, de toda identificación? Tú no quieres que me ponga un traje ¡Tú quieres que queme el armario! ¿Por qué? ¿Qué puede haber para ti en el vacío absoluto de significado?

Ni me lo puedo imaginar. Igual que de chico me mandabas intentar y no conseguir imaginarme el infinito, ahora me presentas el vacío delante de mí sin ningún tipo de explicación, ni orientación, ni criterio. Nada. Eso es en lo que quieres que me vuelva: Nadie ¿Por qué?

Ni siquiera puedo odiarte, es como odiar el odio. Ni puedo entenderte, es como intentar entender el entendimiento. Haga lo que haga no hay un afuera de lo que quieres que haga. Haga lo que haga, estaré sirviéndote aunque quiera no hacerlo. Solo me queda servirte, conscientemente. Y lo que quieres de mí es desilusión, soledad, mediocridad y superficialidad.

No es la vida que quiero, pero yo no sé lo que es la vida, nunca estuve vivo, así que no tengo ni idea ¿Y quién me dice a mí que este desierto no sea la tierra prometida? Sin ninguna seguridad más que la de que cada vez se hará más evidente en mí la desilusión, la soledad, la mediocridad y la superficialidad. Baco ha muerto. Dios ha muerto. Sergi ha muerto. Larga vida al alma, jodida alma ¡Yo te maldigo!

Otros artículos relacionados:

La Associació GAEDE surge de la necesidad de ofrecer terapia especializada en codependencia o dependencia emocional. Para lo cual proponemos sesiones individuales especializadas, así como un grupo de agenciamiento afectivo en el cual trabajar los vínculos que establecemos, no solamente con otras personas, sino también con la vida y con nosotras mismas. Si sigues los enlaces habilitados te llevarán a ampliar la información en cada caso.

Atención presencial en Barcelona, Amposta (Tarragona), y terapia online en español o catalán a través de skype.

No hay comentarios:

Publicar un comentario